Francia incumple su tarea

El gobierno del presidente François Hollande reconoció que no logrará cumplir el objetivo de tener un déficit del 3%, que acordó para 2012 con la Comisión Europea.

Francia incumplió su objetivo de déficit para 2012, como sucederá también este año. Esto pone de relieve el duro reto que enfrenta el gobierno socialista del presidente François Hollande con respecto a cumplir los compromisos claves con sus socios europeos con respecto al manejo de las finanzas públicas.

Las cifras oficiales arrojaron que el déficit nominal este año fue de 4,8% del producto interno bruto, que es más que el objetivo de 4,5% del gobierno. El déficit para 2011 también se revisó ligeramente al alza, para llegar a 5,3%.

El gobierno ya ha reconocido que no logrará cumplir el objetivo de 3% que acordó para este año con la Comisión Europea. La cifra que ahora se pronostica es de 3,7% y Francia está buscando que la comisión aplace durante un año el objetivo, pues en ese momento debería estabilizarse el crecimiento en la deuda pública.

Buena parte de la preocupación sobre las finanzas de Francia proviene de su alto nivel de deuda pública. Las de Insee, la agencia nacional de estadística, arrojaron que la deuda pública, que incluía el compromiso de Francia con los fondos de rescate de la Eurozona, aumentó a una cifra récord de 90,2% en 2012, un poco más alta que el objetivo y con un incremento con respecto al 85,8% del 2011.

Francia no ha equilibrado su presupuesto desde 1974 y está bajo una fuerte presión para que reduzca su alto gasto público, que llega a ser más del 56% del PIB, el segundo más alto de la Unión Europea.

Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, dijo a principios de mes que el camino de las reformas en Francia “parece haber fracasado” e hizo un llamado al gobierno para que se mantuviera con sus objetivos acordados.

El ministro de finanzas de Francia dijo que no se había logrado el objetivo por la necesidad de recapitalizar a Dexia, el banco franco-belga que fracasó, por el aumento en las contribuciones al presupuesto de la Unión Europea y por los efectos en cadena del déficit que resultó más alto en 2011.