Francisco González, reelecto presidente del BBVA hasta 2019

Este sería su último mandato, tras 15 años al frente de la entidad bancaria, ya que, según establecen los estatutos, deberá jubilarse a los 75 años.

El presidente del BBVA, Francisco González. / Cortesia BBVA

El financiero español Francisco González fue reelecto presidente del BBVA durante los próximos tres años, en el que seguramente sea su último mandato al frente del banco ya que, según establecen los estatutos, deberá jubilarse a los 75 años.

González tiene actualmente 71 años, por lo que al final de su próximo mandato (2019) estará muy cerca de la edad de jubilación establecida en los estatutos de la entidad, que fueron aprobados por la junta general de accionistas en 2012.

Accedió a la Presidencia de la entidad en enero de 2000, entonces compartida y, ya en solitario, desde diciembre de 2001.

En la junta de accionistas del 2012 se amplió en cinco años, hasta los 75, la edad de jubilación de los consejeros del banco.

En la junta de accionistas celebrada hoy, además de la reelección de Francisco González como máximo ejecutivo por otros tres años, los accionistas del banco ratificaron el nombramiento del consejero delegado, Carlos Torres Vila, que se produjo el 4 de mayo de 2015.

Los accionistas del BBVA aprobaron el informe de remuneraciones, según el cual el presidente ganó 3,77 millones de euros en 2015, un 1,75 % más que el año anterior, cantidad a la que podrá sumar un variable diferido en acciones que elevaría su retribución hasta 5,6 millones de euros (unos 6,22 millones de dólares al cambio actual).

La entidad tiene previsto proponer en la próxima reunión del consejo de administración, que se celebrará el 31 de marzo, el pago de un dividendo opción por un importe bruto de 13 céntimos de euro que, de ser aprobado, se pagará en abril.

En su discurso a los accionistas González dijo que los fundamentos económicos de la banca han cambiado y que los bajos tipos de interés y más exigencias de capital "hacen inviable el mantenimiento del modelo convencional y exigen una mejora drástica de la eficiencia".

"Muchos bancos y muchas 'startups' (empresas emergentes) desaparecerán", añadió el presidente del BBVA, para quien los bancos que deseen sobrevivir "tendrán que convertirse en empresas de servicios que ofrezcan soluciones digitales basadas en el conocimiento".  

Temas relacionados
últimas noticias