Fusión AB InBev-SABMiller, más cerca

Las autoridades de Sudáfrica aprobaron la unificación de los dos gigantes cerveceros. Falta el visto bueno de Estados Unidos y China.

Juntas, AB InBev y SABMiller conformarían la compañía cervecera más grande del mundo.  / Bloomberg
Juntas, AB InBev y SABMiller conformarían la compañía cervecera más grande del mundo. / Bloomberg

La adquisición de SABMiller Plc por parte de Anheuser-Busch InBev (AB InBev), por un monto cercano a US$104.000 millones, fue aprobada con condiciones por la autoridad antimonopolio de Sudáfrica. Lo anterior lleva al acuerdo, sin precedentes en la industria cervecera, un paso más cerca de hacerse realidad.

Las condiciones incluyen un cambio en el cronograma de la venta de la participación de SABMiller en el fabricante de bebidas sudafricano Distell Group Ltd., avaluada en unos 9.400 millones de rands (US$634 millones), de acuerdo con el tribunal para la competencia con base en Pretoria. (Comisión Europea permite que AB InBev compre a SABMiller)

Las acciones de AB InBev ganaron 2,8 %, hasta los 117,60 euros, al cierre del mercado en Bruselas. Se espera que el acuerdo esté concretado en la segunda mitad del año, según la compañía, con sede en Lovaina, Bélgica.

AB InBev tiene ahora la aprobación de 16 jurisdicciones y “continuará participando activamente con las autoridades pertinentes” en lo que el productor de Budweiser y Stella Artois todavía necesita luz verde.

El más grande fabricante de cerveza busca la aprobación regulatoria para la adquisición al tiempo que los inversionistas llevan la cuenta regresiva hasta el día clave, el 12 de agosto, cuando SABMiller, con base en Londres, tendrá que pagar sus dividendos.

Ninguna de las dos compañías prevé que el acuerdo se cierre antes de esa fecha. Aún falta que el negocio obtenga el visto bueno del Departamento de Justicia de los Estados Unidos y el Ministerio de Comercio de China, según personas cercanas a la materia.

AB InBev se enfrenta a una investigación antimonopolio en la Unión Europea por prácticas que podrían evitar que cervezas holandesas o francesas sean vendidas más baratas en el mercado belga, según la Comisión Europea.

Para Andrew Holland, un analista de Societe Generale, el negocio acaba de hacerse a un elemento más para el éxito. “Ciertamente no hay ninguna razón antimonopolio o de competencia para un bloqueo en China o Estados Unidos”. El acuerdo tomará unos tres meses para completarse luego de que el último regulador apruebe la adquisición, es decir, “absolutamente no hay posibilidad” de que se complete antes de que SABMiller pague su dividendo, dijo Holland.

La acción de SABMiller cerró 0,69 % al alza, a 4.330 libras en Londres.

Los tiempos de Distell

Distell dijo a la audiencia que el periodo para entregar la participación de 26 % crearía incertidumbre para la firma con sede en Stellenbosch, Sudáfrica, listada en Johannesburgo. Remgro Ltd., la compañía de inversión del multimillonario sudafricano Jogann Rupert, que conjuntamente posee una participación controlante en Distell, estaría interesada en comprar las acciones de SABMiller, según afirmó el año pasado.

Los títulos de Distell ganaron 1,13 %, hasta los 16.180 rand, al cierre del mercado en Johannesburgo, lo que dio un valor aproximado de 36.000 millones de rand al fabricante del licor Amarula y brandy Klipdrift.

El otro cambio, de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión de Competencia, está relacionado con que los competidores tengan derecho de acceso a espacio de frigorífico proveído por AB InBev-SABMiller.

Temas relacionados

 

últimas noticias