G20 advierte sobre efectos de retórica populista en la campaña de Trump

"Esta tendencia de un populismo profundamente anti-globalización ha conducido a políticos a usar esa retórica para tratar de ganar apoyos. Esto ha generado incertidumbre en la economía global”, dijo el ministro chino de finanzas, Lou Jiwei.

Foto AFP

El G20 formuló este viernes una severa alerta sobre los riesgos que representa para la estabilidad económica global el uso de una retórica populista contra la globalización en un escenario electoral, en referencia a la candidatura de Donald Trump.

"Esta tendencia de un populismo profundamente anti-globalización ha conducido a políticos a usar esa retórica para tratar de ganar apoyos. Esto ha generado incertidumbre en la economía global”, dijo este viernes el ministro chino de finanzas, Lou Jiwei, hablando a nombre del G20.

Jiwei evitó mencionar nominalmente a Trump, pero se trata de la referencia más directa al candidato presidencial estadounidense desde el inicio de la reunión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), en Washington.

En su campaña, Trump propone que Washington renegocie prácticamente todos sus acuerdos comerciales -que en general considera enormemente desventajosos para Estados Unidos- y amenaza con una guerra comercial abierta y total con China, posibilidad que quita el sueño a los mercados mundiales. (Lea también: Donald Trump y los peligros del populismo)

Además, Trump ya adelantó que en caso de llegar a la Casa Blanca sepultará iniciativas como el Acuerdo Trans Pacífico, una idea lanzada por el presidente Barack Obama y que construiría un gigantesco espacio de libre comercio.

Incertidumbre 

Al hablar en nombre del G20, Lou dijo que la economía mundial enfrenta también otros riesgos que están situados más allá de aspectos puramente financieros.

"Las interrogantes y los riesgos que enfrenta la economía global han aumentado, ya que algunas economías importantes están en período de elecciones, el Brexit es una interrogante, aumenta la vulnerabilidad del sistema financiero", comentó.

Desde la apertura de la asamblea entre el FMI y el BM, Trump ha sido una presencia constante, como una nube estacionada sobre todas las reuniones, aunque los funcionarios adoptan el cuidado de no mencionar su nombre.

El economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, comentó que el triunfo de las propuestas de Trump representaría "un cambio radical en la posición tradicional de Estados Unidos en lo que se refiere a su política comercial", sin arriesgar una valoración más profunda.

El FMI, que esta semana presentó un nuevo panorama de la economía global, formuló reiteradamente advertencias contra una creciente tendencia a cuestionar los beneficios de la globalización y el comercio mundial.

Motor del crecimiento

Al abrir los trabajos el jueves, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde evitó formular cualquier comentario directo sobre la campaña electoral en Estados Unidos, pero reafirmó que la economía global en esta coyuntura precisa del "motor" que representa el comercio internacional.

El comercio, dijo, "ha sido un gran motor para el crecimiento. Y si queremos mejor crecimiento para atender a los problemas pendientes, precisamos de ese motor para apoyarlo y acelerarlo".

Esta semana, el FMI encontró un aliado de peso en su avanzada contra el proteccionismo. En el sitio web del FMI, el gobierno de Alemania expresó su compromiso con una economía global.

"Estamos comprometidos con la construcción de una economía global abierta, rechazar el proteccionismo, promover el comercio global y las inversiones", señaló el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble.

En un artículo conjunto publicado el miércoles en el cotidiano The Wall Street Journal, Lagarde, el presidente del BM, Kim Yong Kim, y el jefe de la Organización Mundial de Comercio, el brasileño Roberto Azevedo, señalaron que el comercio global debe beneficiar a todos.

"A pesar de los enormes beneficios que trae, muchas personas sienten que han sido dejadas de lado", advierten en el artículo.