G20 busca avanzar en lucha contra paraísos fiscales

Varios países quieren avanzar en el intercambio automático de información, que es considerado como el único medio de luchar de forma eficaz contra la evasión fiscal.

Los ministros de Finanzas del G20 se reúnen el jueves y el viernes en Washington, con la lucha contra los paraísos fiscales en la agenda, aunque la crisis en Europa sigue como tema de fondo sin un acuerdo entre los miembros sobre la solución.

Los encargados de las finanzas de los más ricos y de algunos emergentes que conforman el grupo esperan poder avanzar en la lucha contra los paraísos fiscales en la cena de trabajo de este jueves y en la reunión del viernes en la mañana. Varios países quieren avanzar en el intercambio automático de información, que es considerado como el único medio de luchar de forma eficaz contra la evasión fiscal.

Actualmente el acceso a la información se realiza únicamente cuando hay una demanda expresa, que muchos Estados y organizaciones dedicadas a lucha contra los paraísos fiscales consideran insuficiente.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) presentará el viernes a los ministros del G20 un informe sobre el tema que busca que este intercambio de datos sea el "nuevo estándar mundial", con el objetivo de impulsar la transparencia en el sector financiero.

Estados Unidos y la mayor parte de los miembros europeos, entre ellos Francia y Alemania, están a favor, pero no está claro que el grupo avance en esta dirección, dijo una fuente del Viejo Continente.

Sin embargo, el principal asunto que inquieta a las principales economías del mundo sigue siendo la crisis en Europa, cuyas consecuencias llevaron al Fondo Monetario Internacional (FMI) a revisar a la baja las previsiones del crecimiento mundial para 2013, a 3,3% desde un 3,5% proyectado en enero.

Según dijo la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en la inauguración de la asamblea, el Banco Central Europeo (BCE) todavía tiene un "margen de maniobra" para aumentar los estímulos a la economía de la región. "Les corresponde a ellos determinar, con total independencia, en qué momento este espacio debería ser utilizado" para reducir las tasa de interés, dijo Largarde en una conferencia de prensa.

Luego que el Fondo pidiera a España que relajara la aplicación de las medidas para recortar el déficit. "Nuestra opinión es que para un país como España no existe razón objetiva para apresurarse a realizar una reducción drástica del déficit", declaró Lagarde.

La directora gerente del FMI también se refirió a la citación recibida para comparecer ante la justicia francesa por su papel en el caso del empresario Bernard Tapie contra el banco Crédit Lyonnais.

Lagarde dijo esto no cambiaba en nada su determinación para ejercer sus funciones y que no había "nada nuevo bajo el sol". Pese a la resistencia de varios países, entre ellos Estados Unidos, el G20 debería confirmar los objetivos de reducción del déficit para 2013, que fueron fijados en 2010 en la reunión de Toronto.

Sin embargo, miembros de peso como Alemania, han asumido con poco entusiasmo el nivel recomendado para el déficit público en 90% del PIB. También se espera que la gestión de la política monetaria sea abordada en la cita, por las repercusiones que la tasa de interés tiene en la cotización de la moneda.

A principios de mes Japón anunció que duplicaría la base monetaria en un plazo de dos años, con el objetivo de combatir la deflación que afecta desde hace más de 10 años al país. El FMI avaló la decisión pero dijo que lamentaba que estas medidas no fueran acompañadas de un plan para recortar el nivel del déficit.

"Es imperativo que todos los miembros del G20 respeten su compromiso adoptado recientemente de no influir en la cotización de sus monedas para aumentar su competitividad", reiteró el miércoles el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew.
 

Temas relacionados
últimas noticias