A garantizar la inversión social

Entre los ajustes del Gobierno está la introducción de regalías variables para producción incremental y las zonas francas para ‘offshore’.

Tomás González, ministro de Minas y Energía. / Archivo El Espectador

El corre corre de Tomás González, ministro de Minas y Energía, no puede ser menor. La caída de los precios del petróleo lo cogió en las de cambio. Hoy está ajustando herramientas para que la industria no sufra, lo cual se traducirá en que el país tampoco lo sienta.


En el Plan Nacional de Desarrollo se incluyeron las medidas para evitar que de los $50 billones que invierte el Estado, $30 billones, que aporta la industria petrolera, no se puedan financiar programas como “Familias en acción” y otras inversiones sociales que dependen de estos ingresos.


La siguiente es la lectura de González, quien espera que el precio del Brent, de Colombia para sus negociaciones, se mantenga por encima de los US$60.


¿Cómo ve la situación del sector petrolero en el país?
El sector petrolero se está ajustando a una nueva realidad de precios y lo que está haciendo la industria y lo que está buscando el Gobierno es que ese ajuste sea lo menos traumático posible. Es decir, que tenemos que mantener al máximo la producción, lo más cercano al millón de barriles diarios, porque esos nos va a permitir tener los recursos que necesitamos, para financiar el Plan Nacional de Desarrollo y minimizar los impactos sobre el empleo y los proveedores locales.


¿Qué va a hacer el Gobierno para que se mantengan las inversiones de las empresas?
Estamos flexibilizando las inversiones en exploración para que se pueda mantener toda la inversión en exploración en esta coyuntura de precios bajos, medidas para aumentar la competitividad del sector, sobre todo que la producción incremental tenga unas regalías variables, lo cual nos ayudará a que proyectos pequeños sean viables en medio de esta crisis de precios. Creamos las zonas francas en las operaciones offshore, para que pueda mantenerse la operación y garanticemos los recursos de mañana. Sacamos los reglamentos técnicos y ambientales para offshore, convencionales y no convencionales.


¿Cómo son las regalías variables?
Cuando se tenga una producción por encima de la producción base del campo se pueden pagar más regalías. Y en la medida en que sea menor, se pague menos, para que eso ayude a que salga toda la producción adicional que podamos tener y que necesitamos.


¿Cómo enfrentar el problema con las comunidades?
No hay como el diálogo oportuno, abierto y franco para poder explicar los proyectos, cuando hay claridad en los compromisos que se asumen, normalmente se pueden sacar adelante las iniciativas. Tener muy claro que esta industria puede aportar, pero que necesita condiciones operativas para poder hacer esto.


¿Qué se va a hacer para incrementar la exploración?
En el Plan Nacional de Desarrollo estamos proponiendo que exista flexibilidad en los tiempos para cumplir los compromisos exploratorios y en las áreas. Me explico, si una compañía tiene dos bloques y la información que se tiene hace ver que hay más prospectividad en una parte de esos dos bloques, que se pueda concentrar la inversión de exploración allí, para que aumentemos la probabilidad de éxito.


¿Cómo garantizar los 120 mil empleos de la industria?
Manteniendo la producción, y mantenerla implica que les demos a los proyectos todas las condiciones para salir adelante desde el punto de vista de comunidades, licencias ambientales y de competitividad. Hoy, a estos niveles de precios, necesitamos tranquilidad operativa.


¿Cuál es la proyección  del sector?
Es difícil hacer proyecciones, porque lo que hemos visto es que en los últimos seis meses todo el mundo se ha equivocado en las proyecciones. Hemos visto un repunte, y el Brent está por encima de los US$60 el barril. Nuestra expectativa es que se mantenga en este valor en lo que resta del año.


¿Qué dejaría de financiar sin los recursos del petróleo?
Un año de “Familias en acción”, el 60% del costo de las 4G y las viviendas gratis.

 

últimas noticias