Giros de un pleito multimillonario

SuperGiros dice que Efecty World, propiedad de unos de sus accionistas, opera de forma ilegal y la suplanta para poder prestar el servicio de giros postales nacionales.

SuperGiros es una de los gigantes del negocio de los giros postales nacionales y agrupa, además, a 50 firmas del gremio del chance./ Archivo Particular

SuperGiros y Efecty World S.A.S, dos grandes empresas dedicadas al servicio de los giros postales nacionales sostienen una multimillonaria pelea que ha incluido demandas y señalamientos por nexos non sanctos. Por cuenta de esta controversia SuperGiros se apresta a denunciar a Efecty World por, supuestamente, haber incurrido en cuatro graves delitos. Esta firma que agrupa a varias firmas de chanceros asegura que Efecty World viene actuando de forma ilegal y suplantando a SuperGiros usando documentos falsos para prestar el servicio de los giros postales nacionales.

En la denuncia conocida por El Espectador, SuperGiros sostiene que “la empresa Efecty World y el producto Red Mía viene suplantando y utilizando el contrato de colaboración 001, suscrito entre la empresa Servicios Postales Nacionales S.A. y la empresa SuperGiros que los faculta a nivel nacional para la operación de giros postales”, en referencia a un contrato firmado el 22 de junio de 2007 en el que Servivios Postales Nacionales y SuperGiros se comprometieron a “ofrecer, prestar y explotar conjuntamente el servicio público de giro postal dentro del territorio nacional”. En el contrato nunca se menciona a Efecty World S.A.S.
De la misma forma, SuperGiros denuncia que “donde anteriormente funcionaba SuperGiros, la empresa Efecty World decidió, de manera unilateral, cambiar toda la propaganda que hacía parte de la red inicial y sustituirla por la del producto Red Mía. Es más, en algunos puntos están utilizando el mismo formato (comprobante de giro o papelería de SuperGiros) para realizar la transacción del giro postal”.

SuperGiros advierte en su denuncia que “Efecty World y el producto Red Mía está desarrollando una actividad tendiente a captar dinero de forma directa al público, de manera masiva y habitual sin contar con la previa autorización de la autoridad competente, que para el caso sería la empresa Servicios Postales Nacionales S.A”.
Y agrega que, como accionistas de SuperGiros, los dueños de Efecty “han conocido los protocolos comerciales y de seguridad empleados por la empresa (…) Red Mía viene empleando una aplicación comercial dentro de su recibo de venta de giro postal que tiene los mismos componentes y características del pin indexado desarrollado por parte de SuperGiros”, por lo que esta firma denuncia que Efecty World estaría violando el secreto empresarial.

En su denuncia, SuperGiros agrega fotos de varios establecimientos que —dice— eran suyos y fueron tomados de forma ilegal por Efecty World. Igualmente, presenta varias facturas de venta en las que, asegura, queda en evidencia el supuesto fraude.

Una pelea de pesos pesados

Esta pelea entre pesos pesados de los giros nacionales y el chance se remonta a finales de 2010 e inicios de 2011 cuando controversias al interior de SuperGiros llevaron a que algunos de los socios

armaran rancho aparte. Se trata de las firmas Grupo Gana (Antioquia), Gelsa (Cundinamarca, Tolima y Huila), Seapto (Tolima) y el Grupo JER (Boyacá y Amazonas).
Al revisar las juntas directivas de estas empresas, uno se encuentra con chanceros de la talla del cuestionado Jaime Esparza Rhenals, cabeza del grupo JER, accionista de Gelsa y zar del chance en Bogotá, Cundinamarca y Amazonas. Este empresario ha estado inmerso en algunas controversias. Una de ellas, por sus nexos comerciales con el extraditado narcotraficante José María Ortiz Pinilla, alias Chepe, aunque la Fiscalía nunca lo ha investigado.

Antes de ser extraditado, Chepe era el dueño de un lucrativo negocio de apuestas conocido como el Super Astro. No obstante, en 2007 —al verse con un pie en los Estados Unidos— Chepe y su empresa Juegos &Azar decidieron ceder el contrato del Super Astro a la empresa Apuestas en Línea, en cuya junta directiva se encontraba Jaime Esparza.

De esta forma, el negocio siguió andando pese a que su otrora dueño estuviera preso en Estados Unidos. Luego, el Super Astro fue cedido al Grupo JER y Esparza renunció a la junta directiva de Apuestas en Línea, generando toda suerte de controversias. El cuestionado Super Astro es administrado, actualmente, por Corredor Empresarial S.A. una firma que agrupa a los principales empresarios de apuestas en Colombia.

En 2009, el diario El Tiempo dio a conocer que Esparza fue quien propuso que Jorge Luis Alfonso López, hijo de la condenada empresaria del chance, Enilse López, alias La Gata, fuera incluido en la junta directiva de la misma Apuestas en Línea, encargada del chance en Bogotá. Al final, López no fue incluido en la misma.
Como si fuera poco, Esparza ha tenido que lidiar con la justicia —en 2004 fue condenado por estafa aunque en segunda instancia fue absuelto por el Tribunal Superior de Bogotá— y con atentados en su contra como el perpetrado en marzo de 2011 por desconocidos que le dispararon cuando se movilizaba por un barrio del norte de Bogotá.
Otra de las cabezas de esta disidencia es Anuar Oswaldo Oyola, representante legal de Apuestas Ochoa y amo y señor del chance en el Eje Cafetero y miembro, además, de Corredores Empresariales S.A.

Oyola ha sido señalado por varios medios del Eje Cafetero de ser el poder tras el poder de algunos dirigentes de la zona como el exgobernador del Quindío y exgerente de la Lotería del Quindío, Julio Cesar López. En 2005, Oyola fue investigado por los delitos de falsedad en documento privado y abuso de confianza; en 2006, la Fiscalía cerró el proceso en su contra por falta de pruebas.

Uno de los abogados de Corredores Empresariales y Efecty World S.A.S le dijo a este diario que se aprestan a reunirse con los dueños de Efecty World S.A.S para definir el camino a seguir ante esta anunciada denuncia que se produce a menos de un mes de que estos empresarios acusaron a SuperGiros y a su fundador, Édgar Alberto Páez Ángel, por administración desleal de sociedades, por haber, supuestamente, ocultado información privilegiada y usado para su lucro personal la red logística y tecnológica que los miles chanceros pusieron al servicio de Supergiros y por sus supuestos nexos con Enilse López.

Este multimillonario pleito tiene dividido al gremio de las empresas que prestan el servicio de los giros postales nacionales y al gremio de los chanceros entre SuperGiros y Efecty World S.A.S. Esta nueva denuncia promete profundizar este pleito entre estos dos pesos pesados.