"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 11 horas

Glencore enfoca inversión en petróleo

“Es hora de dejar de construir”, les dijo de forma brusca a sus colegas este año Ivan Glasenberg, el director ejecutivo de Glencore Xstrata. Preocupado por un exceso de oferta, ha seguido su propio consejo y suspendió casi 50 de los proyectos mineros de Glencore.

Pero no los interrumpió en el sector petrolero. Mientras que ha reducido su gasto de capital en otras divisiones, invertirá US$650 millones para aumentar su negocio de petróleo durante los próximos dos años.

Desde que Glencore absorbió a Xstrata para convertirse en la cuarta compañía minera más grande del mundo, pocos inversionistas le han prestado mucha atención a su negocio de energía. Sin embargo, la división de petróleos, que se administra desde una oficina de bajo perfil cerca al mercado Mayfair de Londres, es una de las comercializadoras de petróleo más grandes del mundo. También ambiciona convertirse en una gran productora.

“Con tiempo podría hacer una contribución significativa a la base de producción”, dijo Jeff Largey, un analista de Macquarie.

La historia de Glencore en el mercado de petróleo precede su interés en los metales.

Glencore ha construido su emporio sobre una tradición de comercialización de petróleo para convertirse en la segunda comercializadora independiente más importante del mundo. El año pasado comercializó casi 3,2 millones de barriles de crudo y productos refinados del petróleo, que son lo suficiente para cubrir las importaciones de petróleo de Alemania e Italia juntas.

La herencia de comercialización quiere decir que históricamente Glencore se ha beneficiado mucho más de su comercio de petróleo que de su producción, que era insignificante. Sin embargo, Glasenberg quiere cambiar esto.