Gobierno busca poner freno al trabajo doméstico infantil

Las jornadas de trabajo en el servicio doméstico son prolongadas, en especial cuando se labora como interna.

AFP

El Gobierno del presidente Santos ha reafirmado su compromiso de luchar contra el trabajo doméstico que afecta a niños y niñas y que según cifras del año pasado cerca de 734 mil personas desempeñan estas labores.

Si bien un mayor número son contratadas por días (63,2%), aún un grupo significativo continúan trabajando como internas (36,8%), precisa el informe presentado por el ministerio de Trabajo y Organización Internacional del Trabajo (OIT), con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

Este es un oficio principalmente femenino En efecto el 99% del servicio doméstico total es realizado por mujeres, dice el informe de prensa del Gobierno. Al focalizar en el grupo de niños, niñas y adolescentes, entre 10 y 17 años, se revela que 20 mil menores de edad se vinculan como trabajadores domésticos, de los cuales 14 mil, alrededor del 70%, laboran por días y 6.000, por lo menos el 30%, en son internos. Sorprende en particular encontrar que más de 1.000 niñas entre 10 y 14 años se desempeñan en estos oficios en condición de internado, advierte el estudio.

Indica el comunicado de prensa del ministerio de Trabajo que las jornadas de trabajo en el servicio doméstico son prolongadas, en especial cuando se labora como interna, alcanzando hasta 60 horas a la semana. Esta situación afecta gravemente a los niños, niñas y adolescentes trabajadores domésticos, sus jornadas, para el grupo entre 15 y 17 años, cuando son contratados como internos, se extienden a 55 horas a la semana, y a 43 horas semanales para el grupo entre 10 y 14 años.

Reitera el informe que estas actividades claramente los excluyen de su escolaridad, afectando negativamente su capital educativo. El trabajo por días, si bien reduce comparativamente el número de horas a la semana, sigue siendo una condición de grave vulneración; los adolescentes entre 15 y 17 años, trabajan en promedio 36 horas semanales y el grupo entre 10 y 14 años alcanzan 26 horas semanales.

La investigación advierte que en las zonas urbanas se presenta el mayor número de niños, niñas y adolescentes vinculados al trabajo infantil doméstico, con 17.000 personas menores de edad (85%), de los cuales 16.000 son niñas.

Esto visibiliza un asunto de género que muestra las múltiples situaciones adversas que afrontan las niñas que deben emplearse en esta actividad, junto a circunstancias propias de su situación social y económica. La mayoría de niñas proviene de familias campesinas o comunidades étnicas y regiones empobrecidas, que no pueden garantizar su subsistencia, señala el estudio.

Destaca el informe que la tendencia del problema viene decreciendo desde 2002 en el grupo de 15 a 17 años. Para ese año 45 mil adolescentes trabajaban en el servicio doméstico (27 mil como internos y 19 mil por días); en 2004 se redujo la magnitud en 6 mil adolescentes; para 2008 se identificaron 19 mil menos y en 2012 se registraron un total de 17 mil.

El estudio se basó en el más reciente informe del Dane sobre trabajo infantil, en el que 1,11millones de menores entre 5 y 17 años trabajan en el país.

Dice el comunicado que de acuerdo con la OIT, las niñas y los niños trabajadores domésticos, que laboran en Colombia tanto internos o por días, se encuentran en graves condiciones de vulneración. A la poca o inexistente remuneración y la carencia al acceso a la seguridad social, se agrega la enorme invisibilidad del problema. Este trabajo se realiza en ambientes “privados” que permiten ocultarlo fácilmente, manteniendo un silencio por parte de los empleadores y de la sociedad en general.