Gobierno confía que paro cafetero no afecte la producción del grano

Los cafeteros colombianos son los que reciben la mayor proporción del precio internacional, dice informe.

El gobierno se mostró confiado en que la producción cafetera que ha empezado a repuntar, no se vea afectada con la protesta que adelantan los pequeños y medianos cafeteros. Las marchas cumplen cinco días y deja taponamiento de vías y desabastecimiento de víveres y combustibles en varias ciudades.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, estimó que no se espera afectación en la producción, pues “los árboles (de café) están en periodo de florescencia”. Insistió en que lo importante es sentarse a dialogar para conseguir el desbloqueo de las vías, como requisito fundamental.

Dijo que el Gobierno está interesado en mantener el diálogo, pero sin las presiones y las vías de hecho. Las autoridades reportan al menos 75 personas retenidas y una veintena de policías heridos por los ataques de los manifestantes.

En regiones del Huila, Tolima, Valle, Eje cafetero y Cauca, se han registrado enfrentamientos entre los caficultores y la policía, impidiendo la movilidad del resto de la población.

Los dirigentes del paro cafetero insisten en el pedido al gobierno para que establezca un precio de sustentación para garantizar un estable ingreso, sobre todo a los pequeños productores, y contribuir en el control de la tasa de cambio (dólar). A la primera de las peticiones, el jefe de la cartera de las finanzas públicas explicó que es fiscalmente imposible debido a que fijar un precio mínimo de garantía le significaría al gobierno un costo cercano a 1,5 billones de pesos.

Además se abriría la puerta para que otros sectores productivos presenten similares peticiones, y las finanzas estatales se vería gravemente afectadas.

En cuanto al precio del dólar, el ministro de Hacienda admitió que el dólar es muy importante y parte fundamental del precio del café en Colombia es la tasa de cambio (dólar). “Cada peso que suba el dólar aumenta el precio de la carga de café en dos mil pesos”, dijo.

Las ayudas del Gobierno a la caficultura han estado presentes en todo su desarrollo. Un informe revelado por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia indica que de acuerdo con la Organización Internacional del Café (OIC), los cafeteros colombianos son los que reciben la mayor proporción del precio internacional.

Los productores de cafés arábicos suaves de otros países, en promedio, reciben un 22% menos de la proporción del precio internacional que los colombianos. Esto no es un accidente. El sistema colombiano, diseñado para que los pequeños productores tengan un comprador cierto en sitios cercanos a sus fincas a través de 540 puntos de compra en todo el país asociados con la institucionalidad cafetera –conocido como la política Garantía de Compra – es el que asegura que los caficultores no sean discriminados por los compradores al vender pequeñas cantidades”, dice el informe del gremio cafetero.

En el mismo informe, la Federación aclara que la institucionalidad cafetera no controla la tasa de cambio (dólar), ni tampoco el precio del grano. “No controla el clima, ni el Fenómeno de la Niña, ni las floraciones de los cafetales. Son estos los factores que han afectado la productividad de las plantaciones en los últimos años, y su rentabilidad en los últimos 12 meses ante los menores precios internacionales”, destaca el estudio.

“Para solucionar los problemas de los cafeteros se debe ser responsable y no caer en la tentación de buscar culpables donde no los hay. No se debe “vender el sofá”, porque sin institucionalidad, la situación de los caficultores sería muchísimo más compleja. Un país como Colombia no se puede dar el lujo de menoscabar sus instituciones”, dice un fuerte pronunciamiento de la Federación de Cafeteros que se prepara para el lunes cuatro de marzo un congreso extraordinario para explorar medidas tendientes a poner fin al descontento de una buena parte de cafeteros del país.
 

últimas noticias