Gobierno de EE. UU. prohibirá la distribución de TikTok y WeChat desde el domingo

Noticias destacadas de Economía

Las restricciones aplican para la transferencia de fondos o el procesamiento de pagos mediante WeChat desde el 20 de septiembre y para TikTok a partir del 12 de noviembre.

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, vedará TikTok y WeChat, servicios de propiedad china que usan más de 100 millones de personas en el país norteamericano, en el mercado de aplicaciones informáticas del país, informó este viernes el Departamento de Comercio.

Lea también: La guerra contra TikTok frustra las ambiciones tecnológicas chinas

Las restricciones dictadas prohibirán la transferencia de fondos o el procesamiento de pagos mediante WeChat dentro de Estados Unidos a partir del domingo, y las restricciones similares que afectan a TikTok entrarán en vigor el 12 de noviembre.

En reiteradas ocasiones, Trump ha asegurado que TikTok, una de las redes sociales que más ha crecido en los últimos años, supone una “amenaza” para la seguridad nacional de Estados Unidos y busca forzar su venta a una empresa estadounidense.

“Estas medidas prueban, una vez más, que el presidente Trump hará todo lo que pueda para garantizar nuestra seguridad nacional y proteger a los estadounidenses de las amenazas del Partido Comunista chino”, indicó en una declaración el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

“Por instrucciones del presidente hemos tomado medidas significativas para combatir la maliciosa recolección china de los datos personales de ciudadanos estadounidenses, al tiempo que promovemos nuestros valores nacionales, las normas democráticas sustentadas en reglas, y la aplicación decidida de las leyes y regulaciones estadounidenses”, añadió.

Según el Gobierno de EE. UU., TikTok y WeChat “recolectan vastas cantidades de datos de los usuarios, incluida la actividad en las redes, su ubicación y su historial de búsquedas y navegación”.

Estas compañías, de acuerdo con el Departamento de Comercio, son participantes activos en la combinación de actividades civiles y militares de China y están sujetas a la cooperación obligatoria con los servicios de inteligencia del Partido Comunista chino.

El jueves un juez federal escuchó los argumentos de usuarios de WeChat que han iniciado una querella contra la prohibición, pero no hubo un fallo inmediato.

En su argumentación del caso, el miércoles, los abogados del Departamento de Justicia dijeron que el gobierno no emprenderá acciones legales contra los individuos que usen WeChat “para comunicar información personal o de negocios entre usuarios”, y los demandantes dijeron que eso no aclara qué actividades estarán, específicamente, prohibidas.

El secretario del Tesoro de EE. UU., Steven Mnuchin, anunció el lunes que su gobierno revisaría en el Comité de Inversión Extranjera el acuerdo alcanzado entre Oracle y la china ByteDance, propietaria de TikTok, de manera que garantice la protección de los datos de los estadounidenses y sus teléfonos.

El Ministerio de Asunto Exteriores de China se opone a la venta forzada de TikTok, una operación que en su opinión viola los principios de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El Gobierno chino ve la intención de vender TikTok como un capítulo más de la guerra comercial entre Pekín y Washington, que intenta contener el cada vez mayor poderío tecnológico del gigante asiático, que ya ha visto cómo la firma de telecomunicaciones Huawei ha tenido que enfrentarse a restricciones, así como la popular red social WeChat, propiedad del conglomerado digital Tencent.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

Tecnología