Gobierno dice que puede disponer de $2 billones para vacuna contra el covid-19

Noticias destacadas de Economía

 Viceministro de Hacienda señala que esos recursos se entregarán a través del Fome provenientes de endeudamiento o adiciones presupuestales. Se corre el riesgo de que algunos recursos que se paguen por la vacuna se puedan perder.

El Gobierno anunció que garantiza los recursos para la adquisición de la vacuna contra el covid-19 que podría tener un costo cercano a los $2 billones, dineros que serán canalizado a través del Fome (Fondo de Mitigación de Emergencias) que tiene la capacidad de adquirir esos dineros vía endeudamiento a del Presupuesto General de la Nación.

En caso de que el país necesite adquirir la vacuna antes de 2021 se puede hacer una adición presupuestal durante este año, pero de requerirse para 2021 sigue existiendo el Fome que se podrá fondear para atender esos recursos. La explicación fue entregada por el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño durante un debate de control político en la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes.

“En estos momentos los recursos (para la adquisición de la vacuna)están garantizados y calculamos que puede estar entre $1 y $2 billones, pero falta todo el análisis y la negociación”, dijo el funcionario en la comisión del Congreso.

En la competencia para obtener la vacuna contra el covid-19 se encuentran más de 164 candidatos en el mundo que deben pasar por diferentes fases desde la preclínica hasta su aprobación antes de que sean distribuidas alrededor del mundo, admite el gobierno en un informe de Planeación Nacional.

En el momento en que las entidades encargadas de hacer las negociaciones  y de evaluar las condiciones para determinar el número de dosis que se requieren, como los proveedores que las van a suministrar, se puedan sufragar esos gastos, dijo Londoño.

(De interés: A pesar de las señales de reactivación, el consumo no crece: Anif)

El viceministro de Hacienda advirtió, en la comisión del Congreso que, muchos de los recursos comprometidos en la negociación para adquirir las vacunas pueden tener alto riesgo de perderse.  Si en principio se hace la negociación con un laboratorio que ofrezca el producto, para obtener garantía de estar en un primer grupo de favorecidos con la vacuna, y se hace el pago debemos correr el riesgo de que el producto no funcione. Entonces no se puede calificar la operación como detrimento patrimonial.

“Todos como Estado tenemos que tener en cuenta que debemos asumir ese riesgo y que si lo asumimos no vamos a entender que es un detrimento patrimonial”, señaló Londoño al advertir que es una discusión en la cual tenemos que estar los colombianos para entender que debemos hacer ese esfuerzo “así en algún caso los recursos se puedan llegar a perder”.

Según el funcionario, si no se corre el riesgo tendríamos que esperar a que se desarrolle la vacuna y estaríamos mucho más atrás en la lista de beneficiarios.

(Para leer: ¿Cuáles son las oportunidades de Latinoamérica en la pandemia?)

Londoño insistió en que se tienen los recursos para la vacuna y solo se requiere apostarle a uno de los laboratorios que muestre resultados positivos en su aplicación.

Colombia ha adoptado tres modalidades de negociación para acceder a la vacuna: negociación directa con los laboratorios más avanzados en el desarrollo de la vacuna, mecanismos multilaterales para tener acceso a un portafolio de potenciales vacunas seguras a un precio de economía de escala, y analiza estrategias de producción propia para una eventual fabricación, mediante el esquema de maquila, en el territorio nacional.

Comparte en redes: