Gobierno italiano deroga impuesto inmobiliario y reduce salario de ministros

Silvio Berlusconi y varios de sus allegados llegaron a amenazar con hacer caer el gobierno si para finales de agosto no se eliminaba este impuesto.

El gobierno italiano del socialdemócrata Enrico Letta redujo los salarios de los ministros que son también parlamentarios y derogó un impuesto inmobiliario particularmente denostado por la población.

"El decreto ofrece las primeras respuestas a las familias, a las empresas y a los trabajadores", declaró Letta al término del consejo de ministros de su gobierno de coalición izquierda-derecha.

"La primera medida es la suspensión del pago del IMU que las familias deberían haber tenido que abonar en junio", dijo Letta, quien agregó que su gobierno se da hasta el "31 de agosto para realizar una reforma completa" del sistema fiscal, incluido este impuesto inmobiliario.

Su derogación e incluso el reembolso del IMU, un impuesto inmobiliario muy impopular, fue el caballo de la campaña de Silvio Berlusconi para las legislativas de febrero.

Berlusconi y varios de sus allegados llegaron a amenazar con hacer caer el gobierno si para finales de agosto no se eliminaba este impuesto.

Como prometió al formar su gobierno, a finales de abril, Letta también anunció la supresión de salarios de los ministros que ya cobran salarios como diputados o senadores.

"Es una intervención estructural que afecta al futuro, ya que una simple renegociación a título personal no hubiera bastado", dijo Letta.

El gobierno italiano adoptó un decreto ley con todas estas medidas que entra inmediatamente en vigor, aunque tendrá que ser validado por el Parlamento en los dos próximos meses.

El consejo de ministros también destinó 1.000 millones de euros adicionales a los fondos para los desempleados técnicos.

"Queremos mantener las cuentas públicas en orden", dijo Letta, en alusión a los límites que impone la Comisión Europea en Bruselas para reducir los déficits públicos, antes de agregar que está "confiado en que la UE apreciará los esfuerzos que Italia ha realizado para seguir siendo virtuosa".

La Comisión Europea prometió a primeros de mayo a Italia que la sacaría del procedimiento de infracción por déficit excesivo si el país logra permanecer de manera duradera bajo el umbral del 3% de déficit y lleva a cabo reformas estructurales.