Gobierno no ejecutó $8,3 billones en 2014

La Contraloría General alertó sobre este descuido del Ejecutivo. Al mismo tiempo prevé que la deuda pública aumente a 53,5% del PIB en 2016.

El contralor general de la República, Edgardo Maya Villazón, aseguró que en el 2014 la devaluación afectó los saldos de deuda externa en $23,4 billones. / Archivo

En momentos en los que el Gobierno inicia un programa de austeridad en su presupuesto para el 2016 bajando los recursos a la inversión y recortando varios ceros a los cheques de algunos ministerios, un estudio de la Contraloría General de la República reveló que el Gobierno dejó de ejecutar $8,3 billones del presupuesto general de la Nación en 2014.

“Preocupa que en un país con tantas necesidades insatisfechas y con pobreza se hayan dejado de ejecutar estos recursos, y por eso hemos hecho un acuerdo con la Comisión Legal de Cuentas y con la Procuraduría para enfatizar la vigilancia a estos recursos y garantizar el buen uso”, dijo el contralor general de la República, Edgardo Maya Villazón, agregando que en el primer semestre de este año se han dejado de ejecutar más de $7,8 billones. El dinero que no fue destinado no se pierde, por el contrario, en su mayoría se incorpora en el presupuesto del siguiente período.

De acuerdo con el informe del organismo de control sobre la situación de la deuda pública del año pasado, el saldo nominal de la deuda del sector público alcanzó los $377,95 billones, equivalente al 50% del PIB. “Si bien el nivel de la deuda sobre el PIB aumentó en 2014, este no alcanza los niveles que tenía en la recesión económica de fines de los noventa y comienzos del milenio, cuando la relación deuda/PIB se ubicó por encima del 60%”, agregó Villazón.

En cuanto a las proyecciones, la Contraloría considera que para este año la deuda del sector público va a seguir creciendo, al igual que en 2016, y podría alcanzar entre el 51,7% y el 53,5% del PIB, respectivamente. “Estas estimaciones se hacen teniendo en cuenta los vencimientos de la deuda para 2015 y 2016, el crecimiento económico y el superávit primario esperado por el Gobierno en el Marco Fiscal de Mediano Plazo 2015”, puntualiza el reporte.

Maya anotó que “la coyuntura actual permite prever que la deuda aumentará ante la desaceleración económica y Ecopetrol seguirá sintiendo el efecto de la disminución en los precios del petróleo, lo cual afectará sus ingresos y las transferencias al Gobierno”.

El docente de finanzas de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Édgar Jiménez, considera que de darse el escenario que plantea la Contraloría en un aumento de la deuda pública al 2016, las noticias no serían buenas: “Esto obliga a la Nación a realizar recortes de presupuesto para poder cumplir con sus obligaciones de préstamos y sería como cuando una persona paga su tarjeta de crédito y cuando sale del banco realiza un avance”.

Para la Contraloría, hasta el momento la administración de la deuda ha permitido cumplir con las metas establecidas por la regla fiscal. A eso se le suma que gracias al nivel históricamente bajo de las tasas de interés internacionales y a la estabilidad de la economía colombiana, se ha podido contratar más deuda para cubrir las necesidades de financiamiento en condiciones aún más favorables en cuanto a plazos y servicio.

“No obstante, la situación macroeconómica que se está dando en el primer trimestre de 2015 es frágil, pues no sólo depende de las decisiones del Gobierno, sino que será también determinada por la política monetaria y el desempeño económico en los países desarrollados”, cita el reporte.