Gobierno presenta presupuesto general para 2017 con menor inversión

Para el próximo año se congela la nómina, no se llenan vacantes y el incremento salarial será con la inflación.

El anuncio sobre el presupuesto para el 2017 fue hecho en rueda de prensa por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.  /Ministerio de Hacienda
El anuncio sobre el presupuesto para el 2017 fue hecho en rueda de prensa por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas. /Ministerio de Hacienda

Un presupuesto general de la Nación con fuerte recorte en los gastos y la inversión presentó el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, por un monto total de $224,4 billones y un crecimiento de 6,6 % frente al que se ejecuta este año, de $210,9 billones.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas señaló que el presupuesto para el próximo año fue hecho teniendo en cuenta supuestos realistas como una economía creciendo a 3,5 %, inflación del 4 %, precio del dólar promedio para todo el año de $3.033, una cotización del petróleo de US$47,59 por barril en el caso de la referencia Brent y una producción petrolera de 913.000 barriles diarios.

En materia de renta petrolera, el ministro de Hacienda indicó que los efectos de la crisis internacional seguirán sintiéndose. “El Gobierno el año entrante seguirá teniendo que devolver impuestos a las empresas petroleras”. Este año, las devoluciones netas serán de $800.000 millones y en 2017 serán de $100.000 millones. El próximo año no habrá dividendos de Ecopetrol, ni los impuestos de las empresas petroleras.

El presupuesto fue hecho sobre la base de unos ingresos tributarios de $129,9 billones y unos totales de $134 billones. Son los ingresos con los que contará el Gobierno en 2017, reafirmó el funcionario.

Está previsto que en 2017 los gastos del Gobierno sean del orden de 18,2 % del PIB, cifra acorde para cumplir con la regla fiscal.

Los $224,4 billones del presupuesto se repartirán en gastos personales y generales $34,6 billones, transferencias $100,3 billones y servicio de la deuda $54,3 billones, con una inversión de $32,9 billones.

Cárdenas indicó que el incremento salarial para el próximo año será con la inflación, exceptuando a los maestros, Inpec y Rama Judicial y Fiscalía. Además, se congela la nómina y no se llenarán las vacantes. El ministro aclaró que el límite para el aumento salarial cobija a los congresistas. El recorte en los gastos generales será del 5 % y un porcentaje igual en los servicios personales indirectos o las nóminas paralelas y contratos de prestación de servicios. “Todo el Estado va a tener que hacer un esfuerzo enorme de austeridad”, reafirmó el funcionario.

En este apretón el Gobierno hace austeridad, pero les entrega más recursos a los territorios, dijo el ministro al insistir en que las transferencias a los entes territoriales van a llegar a $36,5 billones. Para el pago de pensiones dispone de $38,2 billones, con un crecimiento del 15%; hay una provisión de $3 billones, porque es posible que el próximo año las devoluciones de aportes a Colpensiones disminuyan frente a 2016.

El ministro Cárdenas admitió que se presentará una caída de la inversión de $3,7 billones, llegando a $32,9 billones. Por sectores, Educación contará con recursos por $33,5 billones, el 29% del presupuesto general de la Nación y crece en $2 billones. Defensa y Policía tendrá $29,5 billones y Trabajo tendría un presupuesto de $27,5 billones y el cuarto sector es Salud, con $21,4 billones.

Cárdenas reconoció que por tercer año el Gobierno se aprieta el cinturón en cuanto a los gastos para acomodarlos a la realidad de los menores ingresos petroleros. En 2015 el recorte fue de $9 billones; en 2016, de $6 billones.

El ministro explicó que para el posconflicto hay unos recursos en el presupuesto relacionados con los dineros para víctimas y el resto de programas sociales. “Pero sí el posconflicto requiere unos recursos adicionales, tendremos que generar unos ingresos”.

Una vez aprobado el plebiscito, se aprovecharán las facultades que tendrá el presidente Santos y se incorporarán esos recursos para el posconflicto. Cárdenas recordó que el presupuesto para atención de víctimas pasa de $11,3 billones a $12 billones para 2017.

Si con la reforma tributaria se generan recursos adicionales el próximo año, “podremos hacer más inversión pública”, dijo el ministro de Hacienda. “Nuestro compromiso es presentar un presupuesto congruente y ajustado a los ingresos que tenemos hoy, que están asegurados y cumpliendo con la Regla Fiscal que nos ordena reducir el déficit (fiscal) de 3,9 % este año a 3,3 % el entrante”.