Gobierno y empresarios buscan minimizar efectos de crisis financiera

El equipo económico del Gobierno y los empresarios buscan evitar que la crisis le pegue duro a la economía colombiana.

El gobierno del presidente Santos y su equipo económico se reunirán con los empresarios para buscar soluciones a los eventuales coletazos de la crisis mundial sobre la economía colombiana.

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry admitió que de todas maneras el país económico va a sentir esos efectos, pero que se tratará de evitar que estas manifestaciones se traduzcan en aumento del desempleo y que se explorarán fórmulas para no frenar el ritmo del aparato productivo.

Se refuerza la necesidad de que los colombianos nos coordinemos para estar preparados, advirtió el ministro de Hacienda, previo a la reunión en Presidencia con el resto del Gobierno y los empresarios nacionales.

“Tenemos nosotros que estar preparados, mantener el flujo del crédito, que las empresas mantengan sus nóminas, que las familias puedan mantener su nivel de de gastos, pero que la economía esté unida y cohesionada a través de un mensaje coordinado y de liderazgo con el presidente de la República”, dijo el titular de la cartera de las finanzas públicas.

Reiteró que los colombianos “tenemos que tener como enfrentar las consecuencias de esa situación (crisis mundial). Creo que Colombia, y eso lo admitió todo el mundo en Washington, está muy sólida, naturalmente va a haber oleaje y ese oleaje mueve todos los barcos, incluido el de Colombia, pero tenemos una situación sólida que nos permite, ojalá afrontar esta crisis con el menor sufrimiento posible. Pero que va a haber movimiento va a haber movimiento”, dijo.

Aclaró que nunca ha dicho que la economía está blindada contra los embates de la crisis financiera mundial. “Nadie ha usado ese epíteto o ese adjetivo”, dijo.

“Yo lo que he dicho es que la economía es un barco, un barco sólido que tiene formas de acolchonar los golpes, pero que va haber movimiento, va a haber oleaje que va a mover todos los barcos, incluido el colombiano y que la forma es reunirnos entre el Gobierno, los empresarios, los trabajadores (y) los bancos para mantener el flujo de crédito, mantener a las familias con capacidad de gasto, a las empresas con capacidad de producción, de manera que el empleo se afecte lo menos posible”, dijo al advertir que los claro que quedó después de la reunión de Washington, es que los “tiempos de zozobra no han terminado”,

Reiteró que con los empresarios se busca conformar un pacto “en una especie de periodo de contención. Un pacto para que los empresarios puedan mantener el empleo, que es lo más importante, para que los trabajadores tengan una aspiración razonable, salarial, pero que permita mantener empleos; para que los banqueros puedan seguir manteniendo un flujo de crédito a la economía, y para que las familias puedan terminar el año sin perturbaciones”.