Goldman Sachs recibe multa de US$36 millones por filtraciones

La Fed también presentó una multa por US$337.500 y un veto permanente del sector bancario en contra del ex director general de Goldman Sachs, Joseph Jiampietro.

Goldman Sachs Group Inc. aceptó pagar US$36,3 millones por las acusaciones de que exempleados obtuvieron documentos confidenciales de la Reserva Federal, en una resolución que exige al banco que refuerce sus políticas para prevenir otro suceso como este.

La Fed también presentó una multa por US$337.500 y un veto permanente del sector bancario en contra del ex director general de Goldman Sachs, Joseph Jiampietro, sobre el uso y revelación no autorizada de secretos de la Fed, de acuerdo con una declaración de la agencia el miércoles. La Fed dijo que los empleados de Goldman Sachs usaron información de supervisión confidencial en presentaciones a clientes para intentar conseguir negocios.

A principios de 2012, Jiampietro -un banquero de inversión que anteriormente trabajó para Federal Deposit Insurance Corp.- recibió información de supervisión no autorizada de reguladores bancarios y la usó para su labor en Goldman Sachs, según la Fed.

En 2014, un banquero de Goldman Sachs, Rohit Bansal, presuntamente compartió documentos confidenciales de la Fed con Jiampietro que obtuvo de un empleado de la Fed en Nueva York con el que había trabajado anteriormente, dijo la Fed. De acuerdo con un arreglo anterior por US$50 millones con el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York, Bansal obtuvo aproximadamente 35 documentos en cerca de 20 ocasiones de su amigo Jason Gross, quien en ese momento era empleado de la Fed de Nueva York. La información que Bansal obtuvo de Gross estaba relacionada con un banco cliente de Goldman Sachs, según el acuerdo.

‘Cero tolerancia’

"Tan pronto descubrimos que Rohit Bansal había obtenido inapropiadamente información de su ex empleador, la Reserva Federal de Nueva York, notificamos inmediatamente a las autoridades reguladoras, incluyendo a la Fed", dijo en un comunicado el miércoles, Michael DuVally, vocero de Goldman Sachs. "Previamente revisamos y reforzamos nuestras políticas y procedimientos después de que Bansal fue despedido".

DuVally dijo que el banco tiene "cero tolerancia" ante el mal manejo de información de supervisión confidencial.

La entidad de préstamo con base en Nueva York debe corregir deficiencias en sus políticas para prevenir descuidos en un futuro, dijo la Fed. Debe establecer un programa mejorado para satisfacer las expectativas de cumplimiento alrededor del uso y divulgación de información de supervisión secreta, según el comunicado. El banco no tiene permitido volver a contratar a gente que ha estado involucrada en estas divulgaciones indebidas.

En noviembre, el ex banquero de Goldman Sachs, Bansal, se declaró culpable de un delito menor relacionado con el robo de documentos de la Fed, y el ex empleado de la Fed de Nueva York, Gross, se declaró culpable de proporcionarle información secreta. La Fed vetó a Bansal de la banca el año pasado y la Comisión de Valores y Bolsa lo excluyó del sector en junio.

Temas relacionados