Grecia podría disparar el dólar

Si el país heleno incumple el pago de su deuda del próximo viernes, el euro se debilitaría, lo que provocaría un alza en la tasa de cambio.

La volatilidad se mantiene en el mercado colombiano, pues la tasa Representativa del Mercado (TRM) pasó de tenencia bajista a alcista en los últimos tres días. La reunión de la Reserva Federal (Fed) del pasado miércoles debilitó inicialmente el dólar por el discurso relativamente conservador del Emisor estadounidense. Sin embargo, este viernes la tasa de cambio local volvió a subir como consecuencia de la reinterpretación de los agentes de mercado del comunicado, ahora lo consideraron menos pasivo de lo que parecía en un primer momento.
 
El dólar dentro del territorio colombiano cerró en $2.553 la semana. Si bien no es el nivel más alto que se ha registrado este mes, pues hace dos semanas estuvo por encima de los $2.600, si puede ser la base que llegue a otro rompimiento importante debido a que la otra semana podría haber alta volatilidad en el mercado como consecuencia del plan de pago de la deuda griega al Fondo Monetario Internacional.
 
Angélica González, analista del Banco de Bogotá, manifestó que “los últimos días han sido bastante movidos para la tasa de cambio colombiana como consecuencia de la reunión de la Reserva Federal, lo cual la ha llevado por encima de los $2.500. Además, la próxima semana estará cargada de volatilidad como consecuencia de la incertidumbre sobre el pago de la deuda griega. En caso de que el país heleno incurra en default el euro se debilitará con respecto al dólar, lo cual podría presionar a la tasa de cambio colombiana hacia arriba”.
 
Por su parte, Ómar Suárez, analista de Alianza Valores, comentó “que en efecto la incertidumbre por el posible impago de la deuda griega podría generar presión al alza en la tasa de cambio colombiana. Pero es especialmente relevante el discurso menos conservador de los funcionarios de la Reserva Federal, pues esto advierte que el primer levantamiento de la tasa de interés estadounidense sería este año. Además, el buen reporte de inflación de la nación norteamericana podría generar una presión adicional sobre la divisa, pues esta es una de las variables que esperan mejorar en el corto plazo para producir el cambio de política monetaria”.
 
La mayoría de las personas saben la premisa de que si cae el petróleo sube el dólar, pero desconocen que esta información es tan sólo una fracción de la norma que se debe tener en cuenta a la hora de estudiar el mercado de divisas interno, a la cual se le podría nombrar “la ley del oro negro”. La otra parte de la historia es la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) como resultado de la recuperación económica de Estados Unidos.
 
Entre mejor le vaya a Estados Unidos más motivos tiene la Reserva Federal para incrementar su tasa de interés, dado que estarían seguros que el cambio de política monetaria no afectaría su economías. Sin embargo, esto se traduciría en un efecto devaluacioncita en todas las monedas del mundo, sobre todo en aquellas de países emergentes. 

 

últimas noticias