'Habrá un salto grande, pero va a ser lento'

La alta consejera para la Gestión Pública y privada, Catalina Crane, presenta el martes al presidente Santos la agenda de competitividad. La infraestructura y la lucha contra la corrupción serán sus ejes temáticos.

Con un bolígrafo en la mano derecha y una lista de prioridades en materia de competitividad en la otra, la alta consejera para la Gestión Pública y Privada, Catalina Crane Arango, comienza a contar cómo han marchado los planes para hacer más competitiva a Colombia en lo corrido del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Para seguirles la pista más de cerca a los objetivos trazados, contó a El Espectador que mañana martes presentará ante el presidente un listado de 100 prioridades que le están pasando factura a la competitividad. Entre éstas, mejorar la infraestructura y también la percepción en materia de corrupción, sumadas al propósito de mejorar las reglas de juego a las empresas. Pese a que asegura que hay avances, no está satisfecha con los resultados de indicadores como el Doing Business y el World Economic Forum (WEF).

¿Cómo se diseñó la agenda??

Venimos organizando un sistema de seguimiento de todas las acciones de competitividad que está haciendo el Gobierno. Quisimos como herramienta del Sistema Nacional de Competitividad tener un tablero de control para hacer una cosa más sistemática. No es sólo una cosa del Gobierno, sino un trabajo con los privados. Recogimos de todas las entidades del Gobierno sus acciones y planes que inciden sobre la competitividad. Nos sentamos con cada una y dijimos: de este tablero, ¿cuáles son las cosas que impactan más la competitividad? Concertamos con los ministerios, con la Andi y el Consejo Privado de Competitividad.

¿Cuáles fueron los temas clave?

Todo esto lo metimos en nuestra matriz. Terminamos con más de 300 actividades y dijimos: vamos a priorizar. Tenemos varios indicadores de competitividad que nos comparan internacionalmente, que son los que usamos; son nuestras tablas de calificaciones. En últimas, queremos medir los resultados. Tenemos metas de avanzar en estos indicadores de competitividad. El presidente Santos dijo que vamos a pasar del puesto 65 en el WEF al 46. Queremos avanzar en ello

Miremos en dónde estamos peor en estos indicadores. No sólo porque eso nos va a subir puestos. Nos sale infraestructura, educación regular; mercado laboral no sale tan mal. Tributación está bastante mal y otro índice que llamamos instituciones. También hay cosas como el costo de la seguridad para los negocios y varios temas asociados a corrupción y transparencia del sector público y privado. También, la eficacia de la justicia es importante. En todo esto siempre salimos mal. Tomamos nuestras 330 actividades y ponderamos las más impactantes. Terminamos con una taba de más o menos 100 actividades.

¿Qué ocurrirá con las demás?

Las otras, de todas formas las estaremos chequeando periódicamente para saber si van atrasadas. Pero nos vamos a concentrar en éstas para ponerles grupos de trabajo, fuerzas de tarea y comités de trabajo interinstitucional. Esa es nuestra agenda, pero alrededor de 100 acciones son las prioritarias. Este martes presentamos la agenda y el esquema de seguimiento.

Dentro de ese paquete de 100 actividades, ¿qué es lo que más le preocupa al Gobierno?

Obviamente infraestructura. Tenemos un subconjunto de tareas que se han definido porque inciden en aprovechar el TLC con Estados Unidos. También está la agenda de innovación y están todas en nuestra matriz de tareas. Pero priorizamos infraestructura porque tiene su propio plan y más ojos encima. En este campo están los corredores para la prosperidad. Tenemos que ejecutar el corredor Bogotá-Llanos Orientales; la vía Buenaventura-Bogotá-Cúcuta; el proyecto de la Troncal de Occidente y la Troncal del Magdalena Medio. Cada uno tiene sus tiempos establecidos. Por otro lado, están las obras de dragado del canal de Buenaventura, la puesta en marcha del nuevo canal de Cartagena (Varadero). También, que los puertos operen 24 horas y siete días a la semana para que la DIAN, el ICA y el Invima empiecen a trabajar todo el día, lo que implica el mejoramiento de sistemas.

¿Hay metas concretas en materia de transporte?

Tenemos que avanzar en la definición de plataformas logísticas. Eso empieza por contratar estudios y empezar a implementarlos. En ferrocarriles, la red maestra está en distintas etapas. Próximamente hay que rehabilitar la red del Ferrocarril del Pacífico; el próximo año la del Ferrocarril Central. Después está el diseño de los otros ferrocarriles, como el Carare, y también una segunda línea de Chiriguaná a Santa Marta. Son proyectos que ya están en marcha y los tenemos en nuestra tabla, donde también se encuentra la navegabilidad por el río Magdalena. Están haciendo el dragado en el tramo Puerto Salgar-Barrancabermeja. Se está haciendo un estudio con el que se llegaría a la definición de una concesión del río.

¿Cómo se combatirá la corrupción?

Es un fenómeno que afecta las mediciones. Incide la rapidez con que se evacúan los pleitos de negocios y en ello incide el funcionamiento de la justicia. Para esto pondremos en marcha de la reforma al código general del proceso y al estatuto de arbitraje nacional e internacional, con lo que un pleito empresarial pasará de resolverse en 1.000 días, a 300. Estas reformas no funcionan de inmediato. Hay que hacerles seguimiento porque claramente es uno de los temas donde estamos atrasados.

¿Cómo vamos en el tema de trabajo e informalidad?

Hay temas que van a incidir en la formalización laboral, como implementar la cotización a la seguridad social para los trabajadores por días. Eso hace que pueda haber contratos formales pero flexibles.

¿Y la competitividad para el campo?

Las vías son el clamor número uno. También, la investigación y desarrollo de tecnologías adecuadas para ciertos cultivos. Corpoica tiene dentro de su programa de investigación el compromiso de desarrollar tecnologías adecuadas para productos potenciales para exportar. Además, la capacitación de la mano de obra es necesaria. Hay que mejorar las condiciones laborales en el sector. Otra meta específica es llevar las cajas de compensación al sector agrícola. Estamos empezando a hacer una mesa para reducir el costo de los fertilizantes.

¿Qué viene para la industria? Se escuchan quejas reiteradas de numerosos sectores…

Los tratados en términos generales tienen sus provisiones de desgravación gradual para los sectores más sensibles. La industria se ha ido adaptando a esto. Hay otros sectores, como el del calzado, donde la competencia desleal, el contrabando y el dumping chino exigen otras acciones, como fortalecer la aduana para tener perfiles de importadores riesgosos y honestos. Esto es parte de nuestra agenda. Hemos avanzado en la reducción de costos de energía y gas para los industriales. Estamos analizando dónde hay espacio para reducir más los costos de la energía a la industria.

¿Y en minería e hidrocarburos?

Sacar el Código Minero en esta legislatura. Aclarar la regulación sobre las consultas previas también es necesario. Ante el Congreso vamos a presentar un proyecto de ley sobre consultas previas para que quede claro cómo es el procedimiento, las reglas. Estamos sujetos a los fallos de la Corte y eso retrasa los proyectos. Eso es un tema de competitividad. También es necesario delimitar áreas de páramos y humedales, lo cual es clave para el desarrollo del sector minero-energético. La falta de claridad les atrasa las cosas. En términos generales, hay que fortalecer la Agencia Nacional de Licencias Ambientales. Todo esto afecta a las industrias que se vienen a localizar. Sumado a esto, el Ministerio de Ambiente trabaja en definir esquemas claros en materia de compensación ambiental cuando hay afectación con proyectos productivos.

En materia de salud, ¿qué tan competitivos somos?

Al sector salud hay que arreglarle sus problemas. Por ejemplo, hay que reducir los requisitos administrativos para los negocios e implementar el Registro Único de Afiliados al Sistema de Protección Social. Que cuando un empleado pase de una empresa a otra, el registro en protección sea fácil.

¿En dos años de gobierno las cosas han sido como se propusieron en competitividad?

Yo creo que no estamos satisfechos. Estos índices se mueven muy lentamente. Son muchas las cosas que se miden. Hay que hacer muchas cosas bien, al mismo tiempo, para que se vea el impacto. Por ejemplo, hemos bajado los aranceles de manera significativa. Tenemos indicadores de apertura de mercados, pero hay que cambiar el chip. Tenemos el puesto 118 en aranceles en el Foro Económico Mundial, entre 165 países, y en prevalencia de barreras al comercio el puesto 110. En importaciones como porcentaje del PIB, tenemos el puesto 142. Eso es anticompetitivo. US$60.000 millones en exportaciones es bajito. Somos un país todavía muy cerrado.

La competitividad se refleja en que el país puede exportar, competir, y en eso no estamos muy bien. Creo que en dos años les vamos a pegar fuerte a estos índices. En carga de la regulación del gobierno tenemos el puesto 100 y se espera que con el decreto antitrámites, una mayor eficiencia aduanera, mejor funcionamiento de licencias ambientales y una mejora del sistema de gobierno en línea, salgamos de ese puesto.

¿Cómo estará el país en competitividad en 2014?

Si cumplimos las metas del Plan Nacional de Desarrollo debería haber un avance importante y es difícil saber cuántos puestos vamos a subir en competitividad. Eso es una cosa en la que todo mundo se mueve al tiempo. Conectividad es otro de nuestros puntos de la agenda. En TIC el país va a dar un salto; en esos indicadores nos miden cuántas conexiones de internet por habitante y en eso vamos a dispararnos hasta llegar a 8,8 millones de conexiones.

En carreteras vamos a aumentar el número de dobles calzadas. El país va a aumentar significativamente. Lo que se va a hacer de aquí a 2014 no se va a ver aún. Los grandes planes de concesiones arrancan ese año. Se van a sacar a licitación en este segundo semestre, otros el año entrante. Somos optimistas en que va a haber un salto grande, pero va a ser lento. Esto de conectividad puede ser más rápido.

Temas relacionados