Hallazgos fiscales por $11.579 millones en el Hospital San Juan de Dios

Pidió al gobernador de Cundinamarca suspender de su cargo a la gerente liquidadora, Ana Karenina Gauna Palencia.

Hallazgos fiscales por 11.579 millones de pesos en la Fundación San Juan de Dios en liquidación, advirte informe de la contraloría General.

La entidad de control de las finanzas públicas dice que que siete años después de haber sido nombrada la gerente liquidadora, Ana Karenina Gauna Palencia, no se vislumbra la terminación rápida y efectiva de la liquidación y no se tiene certeza de parte de esa administración de cuánto es la masa liquidatoria.

Los hallazgos detectados, también de orden disciplinario (26) y penal (2), y el absoluto desorden evidenciado por la contraloría General llevaron a este organismo de control a solicitar la suspensión de la gerente liquidadora ante el gobernador de Cundinamarca, Alvaro Cruz Vargas.

Es de anotar que los gastos del proceso liquidatorio más representativos, a diciembre 31 de 2012, corresponden a honorarios por 11.059 millones de pesos y servicios por 7.113 millones de pesos.

Un hallazgo identificado por los auditores tiene que ver con la ausencia de claridad sobre la fijación de los honorarios devengados por la gerente liquidadora, explica el informe de prensa.

Dice la contraloría General que la gerente liquidadora se posesionó sin establecerse la asignación salarial. Ella manifiesta que “la fijación de los mismos ha sido unilateral, basándose en su experiencia y la complejidad de la actividad que ha desplegado a lo largo de siete años”. En este período ha recibido, a diciembre 31 de 2012, honorarios por 1.385 millones de pesos, resalta el informe de prensa.

Advierte el informe de la entidad de control que con el acompañamiento de la Secretaría de Salud de Bogotá y la Policía, realizó una visita a las instalaciones del Hospital San Juan de Dios y el Instituto Materno Infantil y pudo verificar que los bienes muebles, equipos de cómputo, médicos y quirúrgicos, salas de cirugía, lavanderías y cocinas, no están debidamente ubicados, identificados, registrados y contabilizados en su totalidad.

Los edificios Siberia, Cundifarma, Mantenimiento y Torre Docente, no son habitables, ni se les puede dar un uso comercial, debido a que en el estado en que se encuentran presenta riesgo inminente de ruina, remarca el informe.