Hard Rock le apunta a Barranquilla

El dueño de la franquicia en Colombia explica cómo, después de una inversión en el local de Bogotá, buscan expandir sus operaciones.

Luis Fernando Santos, propietario de la franquicia Hard Rock en Colombia, que tiene locales en Bogotá, Medellín y Cartagena.  / Gustavo Torrijos
Luis Fernando Santos, propietario de la franquicia Hard Rock en Colombia, que tiene locales en Bogotá, Medellín y Cartagena. / Gustavo Torrijos

Luis Fernando Santos tiene claro el modelo a seguir en el negocio de la gastronomía y el entretenimiento. También sabe que un local con 15 años en el sector ya es viejo y hay que darle un empujón. Y eso fue lo que hizo: juntó el primero con el segundo y, tras una inversión de $1.000 millones, le puso una nueva cara al Hard Rock de Bogotá, el espacio que conserva más de 150 artículos originales de artistas como Madonna y Michael Jackson, y que se suma a los otros 165 cafés, 23 hoteles y 11 casinos que llevan ese nombre en 70 países. En conversación con El Espectador, Santos da algunos detalles de la movida comercial en la que está.

¿Cuánto tiempo estuvo cerrado el local de Bogotá?

Un mes exactamente.

¿Y qué pasó? ¿Qué le renovaron a una marca tan emblemática? ¿Por qué cambiarla?

Porque Bogotá, en particular, lleva 15 años, fue uno de los primeros Hard Rock que se montaron en América Latina, y estaba envejecido, entre comillas, había perdido un poco la personalidad de los nuevos usuarios potenciales, de la gente que venía, y los muebles estaban viejos. Había muchas razones de ese tipo. Tomamos la decisión de metérsela toda. Cuando comenzamos en diciembre del año pasado a organizar eventos, la gente llegaba, se sentía bien, pero era evidente que había que darle un impulso.

En tiempos en los que el país está decreciendo, el consumo lo siente y el bolsillo está más flaco, ustedes hacen esto...

Esto, indudablemente, venía para abajo, había necesidad de capitalizarlo. Se les propuso a todos los socios, pero no quisieron, no es la actividad que los apasionaba, entonces les dije: yo capitalizo y me quedo con el restaurante.

¿Y por qué?

Antes de trabajar en El Tiempo trabajé unos años en el sector de la gastronomía y de restaurantes con, por ejemplo, Longaniza, que fue muy exitoso en su época, entonces le cogí cariñito y me di cuenta de que bien administrado era un buen negocio: atención a los clientes, calidad de la comida, experiencia, y si se eso se hace bien, funciona. De lo contrario será desgastador.

Este es uno de los lugares que recomiendan en las guías de turismo. ¿Cuánto necesitó invertir para darle otra vez un respiro?

Se le metió platica. Fueron al rededor de $1.000 millones.

¿Cómo se proyectan en un sector tan competido y con tantas marcas extranjeras y nacionales exitosas?

Estamos muy entusiasmados. En Bogotá hay mucha competencia de este estilo: televisor y musiquita. Pero la gente prefiere los sitios donde lo atienden muy bien, donde hay un ambiente único, donde los eventos musicales y las presentaciones son únicas, originales, y varían. Y lo que hicimos de diciembre hasta cuando cerramos, pues la recuperación de las ventas fue evidente, hubo mucho entusiasmo entre la gente, a pesar de lo viejo que estaba el restaurante. La gente reaccionaba: qué buena comida, qué buen lugar. Eso tristemente no estaba pasando antes.

¿Y cómo van Cartagena y Medellín?

Cartagena va muy bien y Medellín, que estaba muy mal, porque no había logrado hacer bond con la gente, ahora está creciendo. El cambio ha sido grande.

¿En esas dos ciudades se va a hacer lo mismo que en Bogotá?

No. Medellín lleva tres años y Cartagena, que está en un sitio divino, cinco. Lo que le vamos a invertir es para arreglar unas cuantas cositas que no están bien. Medellín lo vamos a trastear de local, pero su acceso es sólo en carro y la gente que viene a un Hard Rock puede escoger si viene a tomar y estar con su familia a vivir una experiencia de un hotel sin cama. Por eso lo vamos a mover.

¿Se van a expandir?

Si nos va tan bien como esperamos, tenemos en mente a Barranquilla, porque esa ciudad ha cambiado mucho: la llaman la Miami de Colombia. Tiene personalidad para este tipo de locales.

Entre los cambios musicales están haciendo una movida que llama la atención: van a vincular a artistas que habían caído en el Bronx. ¿De qué se trata?

Cuando se regó la ola de los concursos que íbamos a hacer en Hard Rock, apareció mucha gente que tiene sus grupitos de rock, o de lo que sea, y que quiere tener una oportunidad. En Medellín hay mucha música. Y además todos los que vienen de afuera. No se trata sólo de rock, también hemos traído rap. Y también hay gente mayor que viene a tocar con su grupo de cuando era adolescente. En cuanto a lo del Bronx, vimos una nota en televisión donde entrevistaban a muchas de las personas y algunas dijeron: hace mucho tiempo toqué en el Hard Rock. Entonces nosotros los buscamos, les dijimos que se recuperaran y que nosotros los apoyábamos para que se presentaran. Incluso fuimos un día y llevamos un evento musical a todos los exbronx y les fascinó. Parte de nuestra dinámica es ayudar a la gente. Queremos hacer un concurso con todos los artistas que están en los semáforos, le cobramos un fee a la gente que venga y lo repartimos en esos grupos. Eso es ser diferente, ser original. Que la gente sepa que lo nuevo va a estar aquí.

¿Qué pasó con la guitarra gigante que estaba en la entrada?

Problemas serios con los permisos del Distrito, sobre lo que se puede poner en el exterior. Estamos esperando qué permisos le dan al centro comercial, que va a cambiar y remodelar. Nosotros tenemos unas propuestas, pero estamos esperando a ver qué nos dejan poner. La guitarra es emblemática y por ahora está guardada.

¿A qué consumidores le van a apostar?

El turista internacional llega sólo porque ya conoce la marca. Hay que buscar al local. Cuando se abrió en Bogotá este local, en esta ciudad no había nada de este tipo, y empezó a tomar fuerza por la gente que se presentaba, como Andrés López.

641581

2016-07-05T15:04:48-05:00

article

2016-07-05T22:06:21-05:00

ee-admin

none

Edwin Bohórquez Aya

Economía

Hard Rock le apunta a Barranquilla

34

6018

6052

Temas relacionados