Hay 14.000 vehículos mal matriculados

Un problema al que se suma la lenta ejecución en el proceso de chatarrización, advierte Colfecar.

De acuerdo con Colfecar, 71.000 camiones son modelos anteriores a 1990 y ya deben salir de circulación. / Archivo
De acuerdo con Colfecar, 71.000 camiones son modelos anteriores a 1990 y ya deben salir de circulación. / Archivo

Ricardo Virviescas, quien por años fuera uno de los dirigentes de la Asociación Colombiana de Camioneros, ahora, desde la presidencia de la Cámara Nacional del Transporte, donde se diagnostica cuál es el estado de este sector en el país, reveló una cifra aterradora: más del 10% del parque automotor que rueda por las carreteras del país tiene problemas con sus matrículas.

El dirigente gremial aseguró que muchas son “matrículas adulteradas” y otras han “tramitado las placas irregularmente”, lo que ha incrementado la sobreoferta que ya vive el sector: “Yo veo el negocio altamente perjudicial para los propietarios. Es evidente el descontento, porque la corrupción es grande. Hay más de 14.000 vehículos mal matriculados que afectan la competitividad, porque es difícil que el que compra todo legal, compita con el que no lo hace”.

A la queja de Virviescas se suma el problema de la chatarrización del que habla Jaime Sorzano, presidente de Colfecar: “La chatarrización va mal. Los transportadores hemos aportado recursos en cuantía de $1,3 billones en forma de cauciones o pólizas, recursos que hoy tiene el Ministerio de Hacienda, y que tienen como finalidad sacar vehículos de modelos antiguos del mercado. Hasta el momento sólo se han ejecutado montos cercanos a los $240.000 millones”.

Sorzano agrega: “hay que aceptar que cuando el Gobierno se lo propone, lo logra. En los dos últimos meses del año pasado el Mintransporte chatarrizó cerca de 600 vehículos, lo que demuestra que sí se puede. Pero de más de un billón de pesos en recursos que hoy tiene el Minhacienda, solamente se presupuestó la exigua suma de $30.000 millones para chatarrizar en 2013, siendo que las normas legales y reglamentarias vigentes indican que esos recursos son de dedicación exclusiva para esos programas”.

Para tratar de controlar los dos escenarios, el Ministerio de Transporte suspendió por “tres meses la póliza de ingreso al parque automotor, tiempo en el que definirá con el sector la estrategia para la regulación del parque. Si en ese periodo no se ha expedido la política (el plazo se vence el 5 de junio), se revisará y concertará la prórroga”. Y, junto a eso, “se definirá una metodología de trabajo con seguimiento. La política comprenderá entre otros aspectos las acciones inmediatas para la inmovilización de vehículos mal matriculados y el saneamiento en los casos que sean viables jurídicamente”.

Cecilia Álvarez, ministra de Transporte, le dijo a El Espectador que “la póliza sirvió para mucho ‘chanchullo’, hay una sobre oferta del parque, porque la póliza generó un desorden, entonces por eso la suspendimos, porque la gente adinerada compró mas pólizas. En 90 días tenemos que sacar eso adelante y ver cómo regulamos el parque automotor, además porque no tienen por qué haber carros mal matriculados”.

Sorzano, mientras tanto, dice una y otra vez: “Lo que nosotros pedimos es que ese cerca del billón de pesos se trasladen rápidamente al fondo creado por medio del Plan Nacional de Desarrollo para estos efectos y que se vigoricen y agilicen de manera especial los programas de chatarrización. Además, que se cree una comisión del más alto nivel gubernamental para vigilar la ejecución de los recursos y evitar que sean permeados por prácticas ilegales y corruptas como ha ocurrido en el pasado”. Una petición urgente si se tiene en cuenta que cerca de 71.000 camiones son modelos anteriores a 1990 y ya son aptos para salir de circulación.

[email protected]

@EdwinBohorquezA