Hay que buscar alternativas para tapar hueco fiscal dejado por renta petrolera

Las empresas del sector pagaron en Impuesto de Renta $9,1 billones en 2013, $4,4 billones en 2014 y $2,2 billones en 2015.

La caída del precio del crudo ha dejado un hueco fiscal grande en las finanzas colombianas.Bloomberg News

El Gobierno Nacional y el Congreso deben considerar la vulnerabilidad y dependencia de los recursos petroleros, y de ser posible corregirla y minimizar sus efectos en aras de fortalecer las finanzas públicas, teniendo en cuenta que se prepara una Reforma Tributaria estructural, recomendó la Contraloría General.

Dado que los ingresos del Gobierno Nacional Central en los últimos años han dependido en más de 15% del sector petrolero, la perspectiva en el mediano plazo no es tan alentadora, debido a que no será fácil de reemplazar inmediatamente ante la caída de los recursos generados por este sector, alerta la entiodad de control de las finanzas públicas.

El Gobierno deberá buscar fuentes alternativas y estables de ingresos que le permitan superar la dependencia actual de esta rama de la actividad de la economía.

“Esta nueva situación, puso de manifiesto la dependencia que había desarrollado el Gobierno Nacional de la renta petrolera, en un país no petrolero como Colombia”, dice un análisis de la Contraloría.

La Contraloría General de la República considera que las finanzas públicas se deben preparar para no esperar grandes recursos de la renta petrolera en el corto o mediano plazo, dice el ibnforme de prensa de la entidad de control.

Señala el informe que en la actualidad no se perciben factores que favorezcan una pronta recuperación del mercado de hidrocarburos para los países productores. Pareciera que existe, por parte de los miembros de la OPEP, un interés por mantener precios bajos, con el fin de afectar las explotaciones petroleras, principalmente las de Estados Unidos, dicen los analistas internacinales.

Con bajas cotizaciones del petróleo, rondando entre US$ 30 y  US$ 50 por barril como ha sucedido hasta la fecha, se tendrían efectos negativos sobre la producción petrolera, debido a que existe una relación directa entre precio y el desarrollo de pozos exploratorios, a mayor precio se estimula la actividad exploratoria, lo cual podría afectar a futuro las reservas y la producción de hidrocarburos, remarca el informe de prensa.

El informe “Impacto de la crisis petrolera en los ingresos del Gobierno Nacional Central (GNC)”, señala que la disminución de los precios del petróleo afectó de manera importante los ingresos del Gobierno Central en 2015.

El efecto más importante de la reducción de las cotizaciones del petróleo se percibe a través de los impuestos que pagan las empresas vinculadas con el sector de hidrocarburos y de los dividendos que le transfiere Ecopetrol al ser su accionista mayoritario. Las empresas del sector de hidrocarburos aportaron 20% del recaudo total del impuesto de renta para el año 2013, participación que bajó a 5% en 2015 por el efecto combinado de la disminución de la tarifa y la baja en los precios del petróleo.

Dice el informe que las empresas del sector pagaron en Impuesto de Renta $9,1 billones en 2013, $4,4 billones en 2014 y $2,2 billones en 2015. De estos montos, Ecopetrol aportó en 2013 $6,83 billones y solo $1,49 billones el año pasado. Sumando todos los impuestos pagados por Ecopetrol. La petrolera  colombiana pagaba en 2013 $9,17 billones y el año pasado apenas tributó $4,85 billones.

Los excedentes financieros obtenidos por el Gobierno Nacional por la caída de las ganancias se redujeron en $2,2 billones entre 2013 y 2014, y en $7,7 billones entre 2014 y 2015. 

Las mismas exportaciones

Desde la apertura económica en los inicios de la década de los noventa, se planteó avanzar significativamente en el aumento y diversificación de las exportaciones de Colombia, siendo una estrategia importante la firma de los diferentes tratados de libre comercio. “Sin embargo, en la actualidad la estructura del comercio exterior muestra que los avances no han sido lo esperados y que la economía colombiana continúa dependiendo en gran medida del sector primario exportador”, asegura la Contraloría.

Muestra de esta situación es que las exportaciones tradicionales siguen siendo las más importantes dentro de la estructura de las exportaciones colombianas (en 2015 representaron el 61%), y dentro de ellas, las de los productos minero energéticos como el carbón y el petróleo.

Para los últimos años, en el caso específico de los hidrocarburos, debido al efecto combinado de mejores cotizaciones y los mayores volúmenes vendidos, su participación pasó de 24% en 2007 a 53% en 2014, y se redujo a 40% para 2015, como efecto de la baja en los precios.