¿Qué hay detrás del anuncio de la Reserva Federal?

A pesar de que el Emisor estadounidense descartara junio como el mes en el que levantaría su tasa de interés, las expectativas siguen centrándose en el cuarto trimestre de 2015.

AFPJanet Yellen, presidenta de la Reserva Federal.
Todos los meses los analistas e inversionistas de mercado esperan con ansias los pronunciamientos de la Reserva Federal (Fed) relacionados con el levantamiento de la tasa de interés. Y en su último comunicado el Emisor estadounidense indicó que sería poco probable que el cambio de política monetaria se hiciera en la próxima reunión de junio. 
 
Desde hace varios meses había tomado fuerza el presentimiento que el sexto mes del año sería el elegido para que la Fed iniciara su programa de alza de la tasa de interés, sobre todo desde que el Emisor eliminó de su comunicado la palabra paciente hace un par de reuniones. Por esta razón el mercado sigue en la expectativa y especulando para tratar de averiguar cuál será el mes que se producirá el cambio.
 
La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, explicó que todavía espera subir la tasa de interés este año. Sugirió que si bien no hay una ruta delimitada para este proceso, mientras la economía estadounidense registre un buen comportamiento en su mercado laboral y en la inflación, la posibilidad del cambio de política monetaria en 2015 sigue vigente.
 
Por esta razón toma relevancia que los últimos reportes económicos de Estados Unidos fueran relativamente positivos.  Por un lado se encuentra buen reporte de edificaciones que indicó que la construcción en  este país creció 10,1% en abril con respecto al tercer mes del año, con una cifra total de 1'143.000 permisos emitidos. Además, los inicios de casas registraron un aumento de 20,2% con respecto a marzo y consolidaron su mayor ascenso mensual histórico, provocando que el dato anualizado llegara a 9,2%.
 
Además el dato de inflación, que ha sido la principal preocupación de la economía estadounidense, superó las expectativas al registrar una variación de 0,3% en abril de 2015, cuando el mercado y la mayoría de los analistas proyectaban un crecimiento de tan solo 0,2%. 
 
La racha de buenos reportes económicos ha generado aún más incertidumbre dentro del mercado pues entre mejor le vaya a Estados Unidos en sus indicadores más pronto la Fed podría subir su tasa de interés. Aunque por el momento la mayoría de las proyecciones le apuestan a que el cambio de la política monetaria tardará por lo menor otro par de meses.
 
Juan David Ballén, analista de Casa de Bolsa, explicó “que los reportes mensuales de los indicadores económicos de Estados Unidos no necesariamente cambia las expectativas de mediano plazo frente al cambio de política monetaria. Por el momento hay un gran número de analistas que  siguen creyendo el primer levantamiento se daría en el cuarto trimestre de 2015,  e incluso hay varios que todavía le apuestan a los primeros meses de 2016 como el periodo más probable para este fenómeno”.
 
“Aun cuando el Emisor estadounidense indicó que no subiría su tasa de interés en junio, el relativo buen reporte de inflación de Estados Unidos permite pensar que la primer alza se daría por el mes de septiembre. Y teniendo en cuenta que la tasa cambio colombiana rompió hace un par de días la barrera de los $2.500, las presiones por la política monetaria de la Reserva Federal llevarían a la cotización de la TRM entre los $2.600 y los $2.800 en el mediano plazo”, explicó Catalina Guevara, analista de Alianza  Valores.