Histórica multa para Qualcomm

Qualcomm acordó pagar una cifra históricamente alta de US$975 millones para conciliar las acusaciones hechas por las autoridades de China, según las cuales había violado la ley antimonopolio del país, poniendo fin a una lucha de patentes de dos años y llevando a que luego de las horas comerciales sus acciones aumentaran 3%.

El acuerdo le permitió a la fabricante de chips de Estados Unidos aumentar a por lo menos US$26.300 millones la guía de ingresos para el año fiscal 2015, con respecto a los US$26.000 millones anteriores, en parte porque será más fácil recoger las regalías que provienen de algunas manufactureras de China, que han estado reportando menos uso de patentes de Qualcomm de las que realmente utilizan.

Bajo los términos de la conciliación, Qualcomm reducirá la cantidad que les cobra a las manufactureras de China para licenciar algunas de sus tecnologías de patentes.

Las patentes de Qualcomm están en el corazón del caso, que trata de cómo los teléfonos se conectan a las redes 3G y 4G. Ahora serán menos costosas las licencias en China que en otros mercados, aunque el descuento cubrirá a teléfonos que se venden en China y que no son para exportación.

El caso pone de relieve los problemas cada vez mayores que enfrentan las compañías extranjeras en China, en particular los grupos de tecnología. Los funcionarios han estado alentando a las compañías estatales y a las agencias del gobierno para que compren bienes hechos en el mercado local, citando a menudo las preocupaciones sobre la seguridad cibernética y la posibilidad de que las agencias de inteligencia extranjeras reúnan datos de los aparatos hechos en Estados Unidos y Europa.

Temas relacionados