Hombres o mujeres, ¿quién invierte mejor?

Un grupo se fija más en las metas y las cumple. El otro es más hábil y confiado, expuesto a un mayor riesgo.

Si usted tuviera una importante suma en la cuenta bancaria, recibe una herencia, saca el premio gordo de la lotería o simplemente lleva un buen tiempo ahorrando, ¿qué haría con ese dinero? ¿Cómo lo invertiría para mantenerlo e, incluso, multiplicarlo? Pues esa decisión es relativa de acuerdo con su sexo, según lo determinó un artículo publicado por el Wall Street Journal en donde se tuvieron en cuenta estudios sobre mujeres e inversión, hechos por Merrill Lynch Wealth Management, una filial del Bank of America.

Básicamente se encontró, cuenta el diario norteamericano en su versión digital, que “las mujeres, por ejemplo, son más propensas a elegir los fondos que ajustan los activos del portafolio conforme los plazos especificados por el inversionista en cuentas de retiro auspiciadas por los empleadores. Los hombres, en cambio, suelen preferir otras opciones, incluidos fondos de renta variable”. Pero, detalla el WSJ, “la exposición de ambos sexos a las acciones es similar, en promedio: 74% para los varones y 73% para las mujeres en 2014, según la firma de fondos de inversión Vanguard Group”.

Básicamente, lo que dicen los diferentes estudios consultados es que los hombres tienden a ser más arriesgados y hábiles para proyectarse a corto plazo, pero las mujeres son más conservadoras y tienden a planificar a largo plazo, poniendo metas y cumpliéndolas. Es algo así como un horizonte temporal más extenso, piensan y ejecutan en planes de retiro además de ser campeonas en ahorrar un mayor porcentaje de su salario o de sus ingresos totales.

“Los hombres quieren administrar un poco de dinero por cuenta propia”, le dijo Rosanne Rogé, una planificadora financiera del estado de Nueva York al WSJ. “Las mujeres tienen un horizonte temporal más largo, tienen una meta en mente y están más dispuestas a buscar asesoramiento profesional” agrega.

¿Y qué más encontraron? Los escenarios son múltiples, como la multiplicidad de los inversionistas. Fidelity, hace dos años encontró que tras analizar a parejas que estaban en una relación de largo plazo es más frecuente que las mujeres tienden a tener una tolerancia mucho más baja al riesgo que los hombres. Tan solo un 4% de las analizadas estaba dispuesta a invertir un monto importante para lograr retornos potencialmente más altos, explica el artículo.

Ellas son más aplicadas a la hora de aprender de planificación financiera, ellos confían en sus conocimientos y en su intuición. Ellas quieren involucrarse más en sus propias finanzas y ellos prefieren hacer las cosas con poca información partiendo de su experiencia propia. “Es más probable, en todo caso, que las mujeres busquen asesoría profesional, lo que puede ser una ventaja. Quieren entender el propósito de una estrategia y cómo las va a ayudar a alcanzar sus metas”, detalla el WSJ.

Lo que está claro, más allá de saber cuál es más exitoso –porque no hay ningún estudio que al final lo permita concluir con exactitud-, es buscar entre las muchas opciones, la que le otorgue más seguridad. Infórmese y piense no sólo a corto plazo, los planes de ahorro son una buena opción. Así las cosas, ¿usted qué tipo de inversionista es?

(Lea aquí el artículo completo de Wall Street Journal)

Temas relacionados
últimas noticias