Hoteles embrujados

Los hoteleros aprovechan la época de Halloween para atraer turistas.

En esta época de brujas, los hombres malvados de carne y hueso y las tenebrosas historias que suceden a diario pasan a un segundo plano para darle su lugar a lo paranormal.

Los fantasmas, las brujas y los hombres sin cabeza están de moda y es común escuchar anécdotas terroríficas que han sucedido en construcciones viejas, abandonadas. Pero las criaturas del más allá están cansadas de que las tilden de vejestorios y por eso decidieron cambiar las locaciones en las que comúnmente hacen sus apariciones para conquistar y aterrorizar a los habitantes del mundo moderno.

En la actualidad, los viajeros corren el riesgo de que los embruje un hotel por sus lujosas instalaciones, comodidades y servicios, o también pueden toparse con alguno que esté realmente encantado.

Hoteles.com publicó la lista de los hoteles reconocidos a nivel mundial por sus historias fantasmales —uno de ellos colombiano—, de las que dan fe miles de viajeros que han sentido la presencia de los espíritus que los custodian.

El Hotel Salto de Tequendama, el Gran Bolívar, el Chelsea, el Hollywood Roosevelt y el Queen Mary son los más tenebrosos del mundo. ¿Usted se quedaría en algunos de ellos? Lea a continuación antes de decidir.

A sólo una hora de Bogotá se encuentra, en Soacha, Cundinamarca, el Hotel Salto de Tequendama, un lugar por donde deambulan las almas en pena de quienes decidieron lanzarse al vacío en la caída de agua del mismo nombre.

Cuando llegaba algún huésped que no le simpatizaba a los espíritus, éstos se encargaban de hacerle la vida imposible: le susurraban al oído, le halaban el cabello y se dejaban ver en fugaces apariciones. Incluso algunos huéspedes se levantaban con moretones y rasguños.

En Trujillo, Perú, está el Gran Bolívar Hotel, donde una habitación tiene un costo de US$124. Allí, un empleado murió misteriosamente en uno de los pasillos mientras trabajaba como camarero en horas de la noche. Su nombre era Arturo. También, cuentan los huéspedes que en las noches llega un anciano, les toma el pedido y jamás vuelve a aparecer. El gerente se dio cuenta de esto al ver la cantidad de quejas por mal servicio en las noches.

En una habitación del Hotel Chelsea (Nueva York), en la que se hospedaban tres mujeres, salieron brujas y espantos del desagüe, como lo confirmó un reporte de la policía. A esto se le suma la muerte de Nancy Spungen, la novia de Sid Vicious, el bajista de la banda Sex Pistols, quien fue encontrada con una puñalada en una de las habitaciones. Aun así, los viajeros pagan como mínimo US$145 por una noche... ¿de terror?

En el Hollywood Roosevelt Hotel da miedo subirse al ascensor desde que el gerente decidió poner frente a sus puertas, en el nivel más bajo del edificio, un espejo que estaba en su oficina. En él se refleja la figura de una mujer rubia con vestimentas anticuadas, que ahora acompaña a los huéspedes del hotel mientras esperan a que llegue el ascensor. US$378 cuesta una experiencia en el tenebroso lugar.

Por último está el Queen Mary (Long Beach, California), uno de los hoteles con más reportes sobre fantasmas en la historia. En la piscina de este barco hotel, por ejemplo, se han visto los fantasmas de dos mujeres, ahogadas en 1930 y 1960. Pero no sólo allí hay apariciones. También en el Salón de la Reina, donde se puede ver al fantasma de una mujer joven vestida de blanco; o en las suites de primera clase, donde deambula un hombre con un traje de 1930; o en la sala de almacenamiento delantera, donde se escuchan voces de niños jugando. Y en la cabina B340 se han reportado tantos disturbios, que ya no se alquila al público. Una noche con fantasmas en el Queen Mary cuesta US$198.

Temas relacionados