HSBC, en tormenta de evasión tributaria

Luego de que se filtraran a varias organizaciones periodísticas los archivos secretos del banco más grande de Europa, los cuales expusieron amplias prácticas de evasión tributaria, el grupo HSBC admitió que el banco privado con sede en Suiza pudo haber tenido cuentas para clientes que evadían impuestos.

En Estados Unidos podrían perder su licencia bancaria. / EFE

Las revelaciones pueden ser dañinas para el banco, pues incluyen alegatos de que la entidad crediticia suministró a sus clientes grandes paquetes de moneda extranjera imposibles de rastrear y fue su cómplice para esconder de los ojos de las autoridades tributarias sus cuentas “negras”.

HSBC pagó casi US$2.000 millones en multas y firmó un acuerdo de aplazamiento de juicio con las autoridades de Estados Unidos en diciembre de 2012, luego de admitir que había procesado las ganancias de traficantes de drogas a través de México y que había transmitido fondos de países con sanciones, como Irán.

El acuerdo lo pone en riesgo de recibir una condena criminal y la pérdida de su licencia bancaria en Estados Unidos si comete otro crimen durante ese período.

Desde entonces, HSBC ha prometido limpiar sus procedimientos al eliminar muchos de sus clientes y negocios más arriesgados.

El HSBC dijo que sus muchos bancos privados, que incluyen su propia operación suiza, tenían “una cantidad de clientes que podían no haber obedecido del todo las reglas que aplicaban a sus obligaciones tributarias. Reconocemos y somos responsables del cumplimiento anterior y de las fallas en el control”.

“Hemos tomado medidas significativas durante los últimos años para implementar reformas y dejar de trabajar con clientes que no cumplen los estrictos estándares de HSBC”, dijo ayer el banco en un comunicado. Añadió que su base de clientes se había reducido 70%.

Un grupo internacional de medios periodísticos recibió los archivos de cuentas de clientes que fueron robadas en 2007 por Hervé Falciani, un experto en tecnología de la información de HSBC que luego huyó a Francia.

Los reportes en las noticias afirmaron que los archivos indicaban que el banco había abierto cuentas suizas para clientes que luego fueron condenados por crímenes o que se pensó que estaban violando sus obligaciones tributarias nacionales y que afirmaban que HSBC vendía estrategias de evasión de impuestos a sus clientes suizos.

Varias autoridades tributarias nacionales han tenido acceso a los archivos robados desde 2010.

 

Temas relacionados