Iberia llega a un acuerdo con pilotos para garantizar su futuro bajando salarios

El acuerdo permite "introducir cambios estructurales permanentes y mejorar la viabilidad de la compañía aérea", explicó la dirección.

Bloomberg News

La aerolínea española Iberia, unida a British Airways en el seno de IAG, alcanzó este jueves un acuerdo con el sindicato de pilotos Sepla que, tras años de conflicto, aceptó reducciones salariales del 14% para ganar competitividad.

Calificado de "histórico" por Iberia, el acuerdo permite "introducir cambios estructurales permanentes y mejorar la viabilidad de la compañía aérea", explicó la dirección.

Un cambio estructural "era la única forma de salvar a Iberia de un lento declive", consideró Willie Walsh, director general de International Airlines Group (IAG), citado en un comunicado.

Mientras British Airways registra beneficios, Iberia, que se fusionó con la aerolínea británica en enero de 2011, afirma haber perdido más de 850 millones de euros (1.160 millones de dólares) entre 2008 y 2012.

En esta situación, optó por la reestructuración: sindicatos y dirección ya habían anunciado el 13 de marzo de 2013 un acuerdo que preveía la supresión de 3.100 empleos.

En el tercer trimestre de 2013, la compañía logró un beneficio operativo de 74 millones de euros, frente a solo un millón un año antes.

Pero la dirección continuaba negociando con los trabajadores para mejorar su productividad y había previsto que del resultado de dichas negociaciones dependiese la confirmación o no de la opción presentada por el grupo de comprar ocho aviones A330 a Airbus.

El acuerdo alcanzado ahora confirma las condiciones de una mediación previa "que fijó una reducción salarial de 14% para el colectivo de pilotos y un recorte de un 4% adicional ligado a un acuerdo de productividad".

Con la adopción de dicho acuerdo de productividad, que incluye por ejemplo menos pilotos para algunos vuelos de largo recorrido o menos días de descanso, el recorte adicional del 4% "se revocará", precisó.

Además, los "sueldos permanecerán congelados hasta 2015", fecha a partir de la cual podrían volver a aumentar. Sin embargo, dichos "incrementos salariales estarán sujetos a la rentabilidad de la compañía", precisó.

"El futuro de Iberia pasaba por un acuerdo" como éste, consideró el presidente ejecutivo de Iberia, Luis Gallego, en una rueda de prensa conjunta con representantes de Sepla. Gracias a este acuerdo, "vamos a poder adaptarnos a las exigencias del mercado", subrayó.

Así, "alcanzaremos unas cuotas de productividad que nadie más tiene en el sector", aseguró Justo Peral, jefe de la sección sindical de Sepla en Iberia, incluso con "más productividad que Easyjet y que Ryanair", las dos compañía aéreas de bajo coste que compiten con Iberia en Europa.

Peral evaluó la reducción de costes salariales a 62% una vez que el acuerdo esté plenamente aplicado. El colectivo de pilotos de Iberia incluye a unas 1.400 personas.

La bolsa de Madrid recibió positivamente la solución al largo conflicto con un alza de 2,18% de las acciones de IAG, a 5,345, a las 15H36 GMT, en un mercado en baja de 0,45%.

"Iberia es la alternativa natural para unir Europa y América Latina", afirmó el grupo, considerando que estas medidas "le permitirán ser un competidor fuerte".

El acuerdo "reduce la estructura de costes de Iberia y establece los cimientos para el crecimiento rentable de la aerolínea", se congratuló Gallego. "Los costes de Iberia, con este acuerdo, son muy similares a los de Iberia Express", explicó.

Lanzada en 2012, la filial de bajo coste de Iberia para vuelos de corto y medio recorrido había provocado fuerte tensión en las relaciones entre la dirección y los empleados, quienes temían que sus condiciones de trabajo se degradasen.

Las nuevas condiciones también "permitirán el crecimiento de Iberia Express con una base de costes competitiva", señaló la empresa.

El acuerdo debe ser aprobado por la asamblea de Sepla, que debería celebrarse a finales de febrero según el sindicato.

Tras este acuerdo con los pilotos, Iberia todavía tiene que convencer a su personal de cabina y de tierra para que acepten nuevas condiciones.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra