IBM no logra detener declive de ventas y ve sus márgenes caer

Los ingresos llegaron a US$21.800 millones, cayendo por decimonoveno trimestre consecutivo.

Archivo El Espectador

Las ventas del cuarto trimestre de IBM cayeron y los márgenes se redujeron, indicando que los ingresos por computación en la nube e inteligencia artificial aún no compensan los costos de adquisición y otros gastos para hacer que la compañía avance hacia nuevos negocios.

Los ingresos llegaron a US$21.800 millones, cayendo por decimonoveno trimestre consecutivo. Los márgenes operativos interanuales mermaron por quinto trimestre sucesivo, a 51%, anunció International Business Machines Corp. el jueves en un comunicado. Inversionistas y analistas observan la métrica de los márgenes como un indicador clave de la solidez de la compañía.

El director financiero, Martin Schroeter, atribuyó parte de los estrechos márgenes a la “fuerte inversión” de los últimos años destinada a desarrollo, adquisiciones y alianzas. IBM pagó casi US$6.000 millones para comprar 15 empresas el año pasado y, además, aumentó sus gastos en investigación y desarrollo. Las divisas también han tenido un impacto en el cuarto trimestre, dijo Schroeter en una conferencia telefónica.

“Después de aumentar la inversión desde 2015 hasta fines de 2016, llegamos a ese alto nivel”, dijo Schroeter. Dentro del segmento de soluciones cognitivas de la compañía específicamente, “esas cosas que han arrastrado nuestros márgenes están comenzando a desaparecer”.

Las acciones de IBM cayeron hasta 3,3% en las transacciones en horario extendido tras el anuncio de las ganancias. La acción cerró con una leve variación en US$166,81 en Nueva York.

Transformación empresarial

Desde que asumió la presidencia ejecutiva en 2012, Ginni Rometty ha enfocado los productos y servicios de la compañía hacia nuevas tecnologías, incluyendo computación en nube, seguridad, análisis de datos e inteligencia artificial. En tanto, los antiguos negocios, como los de hardware y software para sistemas operativos informáticos, se han reducido y los inversionistas esperan que las bajas sean compensadas por el crecimiento de las operaciones más recientes. IBM también intenta vender más productos como servicios, donde los clientes pagan mientras usan las herramientas en vez de firmar contratos de varios años. Este enfoque no ha ganado mucho terreno como para generar los altos márgenes que IBM y analistas esperan a largo plazo.

Algunas áreas comenzaron a mostrarse prometedoras. Las ventas en soluciones cognitivas, que incluyen software de análisis e inteligencia artificial, repuntaron por tercer trimestre sucesivo, mientras los servicios de tecnología y el segmento de plataformas en la nube también registraron un crecimiento interanual.

Los ingresos totales de imperativos estratégicos, que incluyen a todas las operaciones más recientes de IBM, aumentaron en cerca de 12 por ciento a US$9.500 millones en el trimestre. Para el año completo, las ventas en estas áreas llegaron a US$32.800 millones. IBM estableció una meta de US$40.000 millones en ingresos provenientes de estas unidades de negocio hacia 2018.

La compañía reportó ganancias en el cuarto trimestre, ajustando ciertos ítemes, de US$5,01 por acción, superando la proyección promedio de los analistas de US$4,88. La tasa tributaria efectiva de IBM en el trimestre llegó a 9,5%, comparada con 12,5% de un año antes, repunte que ayudó a reforzar las ganancias.

Temas relacionados