Impacto por posible "Niño" se daría a finales de 2012 y principios de 2013

Se sentiría entre los meses de noviembre y diciembre de este año y enero y febrero de 2013.

Los mayores efectos del fenómeno de El Niño se sentirían hacia finales del año 2012, entre los meses de noviembre y diciembre y comienzos del próximo año entre enero y febrero.

Dice el informe prensetado por el Ideam que en consenso entre la Administración Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA por su sigla en inglés), el Servicio Nacional de Meteorología de la NOAA de los Estados Unidos y sus instituciones afiliadas, ratificaron la información del Ideam relacionada con el aumento de un 65% en la probabilidad de ocurrencia de un fenómeno “El Niño”, el cual podría iniciar su formación durante el mes de julio-septiembre del presente año.

Por el momento, se considera incierta la intensidad del eventual fenómeno (podría estar entre débil y moderada), precisa el informe.

Los impactos de este evento se manifestaran a partir de julio y continuarán en agosto de este año, en las regiones Andina, Pacifica y Caribe con la reducción de lluvias y aumento de temperaturas.

Los mayores impactos se sentirían hacia finales del año 2012 (mediados de noviembre-diciembre) y comienzos del año 2013 (enero-febrero) cuando comienza la temporada de menos lluvias de fin de año y comienzos del próximo año, dice el informe de prensa.

Desde mayo, durante el mes de junio y lo que va corrido del mes de julio, se ha presentado una reducción significativa de las lluvias en los Santanderes, Cundinamarca, Boyacá, Huila, Tolima, Valle del Cauca, Cauca y Nariño.

Destaca el informe que de acuerdo a las tendencias meteorológicas para los próximos días, se espera tiempo seco en gran parte del país y déficit de lluvias en las regiones antes mencionadas, situación que podría extenderse hasta mediados del mes de septiembre, cuando regresarán las lluvias de la segunda temporada del año, y continuarán en octubre y noviembre.

Esta segunda temporada de lluvias estará influenciada por la posible presencia del fenómeno de El Niño 2012- 2013, el cual reduciría los registros normales para esa época, como fue dicho anteriormente.

Como respuesta a la situación anterior, se han presentado altas temperaturas, descenso brusco de los niveles de los ríos Cauca y Magdalena y sus afluentes en los departamentos del sur de la región Andina, por lo cual el Ideam continua adviertiendo sobre la alta probabilidad de afectación por incendios forestales y sequías en los sectores antes mencionados.

La entidad estatal hizo un llamado de atención a las empresas operadoras de embalses y acueductos veredales y municipales, y al público en general, para redoblar una vigilancia de prevención de incendios forestales, vigilancia de las reservas de agua y planeación y uso adecuado.