¿Qué implicaría que aprueben la ley de horas extras?

Borraría los cambios que se dieron con la Ley 789 de 2002, que según sindicatos no ayudó a generar empleo como el Gobierno dijo en su momento. En cambio, tras la aprobación a partir de las 6:00 pm los trabajadores cobrarían una remuneración extra.

Las horas extras comienzan actualmente a las 10:00 pm. /Bloomberg.

Modificar el horario a partir el cual comienzan a regir las horas extras fue una de las promesas de campaña con las que el Presidente, Juan Manuel Santos, fue reelegido en 2014. Sin embargo, su propuesta no contó con el apoyo suficiente y en este momento su debate se encuentra suspendido en el Congreso. Por lo que la discusión laboral solo resurgió hasta que fue presentado un nuevo proyecto liderado por los Representantes a la Cámara Harry Giovanny González García, John Jairo Roldán Avendaño, Óscar de Jesús Hurtado Pérez y Germán Bernardo Carlosama López. Y este miércoles fue aprobado en primer debate.

La iniciativa de los representante busca borrar los cambios que se dieron con la Ley 789 de 2002 que fijó las 10:00 pm como el horario en el que termina el horario diurno, y que solo obliga a los empleadores a pagar el 75% de la remuneración diaria a los trabajadores que laboren en domingos y festivos. De esta manera de ser aprobado fijaría el horario de las horas extras de 6pm a 6am, y obligaría a los empresarios a pagar el 100% de la remuneración diaria a los trabajadores que trabajen los domingos y festivos. 

El investigador del observatorio laboral de la Universidad del Rosario, Iván Daniel Jaramillo, explica que “las reformas previstas en la Ley 789 de 2002 estaban dirigidas a crear empleos a través de la disminución de garantías laborales. Sin embargo, no se crearon los 640.000 empleos que en cuatro años se pretendían crear con las modificaciones regresivas. Las medidas deterioraron la calidad del trabajo en materia de reconocimiento de derechos y no resultaron ineficaces en la creación de empleos como se probó en los trámites de las demandas por inconstitucionalidad C-038 de 2004 y C-257 de 2008”.

Para el presidente de la Confederación General de Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez, “la Ley 789 de 2002 lo único que hizo fue afectar a los trabajadores más pobres como celadores, comerciantes, y conductores. Se les obligó a trabajar hasta las 10:00 pm sin que tuvieran una compensación económica, ni siquiera para el transporte. En cambio, lo que no hizo esa Ley fue generar empleo pues se nos prometió que la tasa de desempleo iba a caer drásticamente, y 14 años después nunca hemos visto el beneficio”.

Por su parte Guillermo Botero, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), defendió la Ley 789 de 2002 y dijo que “no hay nada más falso que decir que esa Ley no ayudó a generar empleo. Las cifras demuestran que un año después de ser aprobada, en 2003, se crearon 900.000 puestos de trabajo. La tasa de empleo pasó de bordear el 16%, a caer hasta el 15,6% en el mismo periodo de tiempo, y eso teniendo en cuenta que en esa fecha hubo un cambio metodológico en el DANE. Fijar las 10:00 pm como la hora en la que comienza el recargo nocturno ayudó a que las empresas crearan un segundo turno, lo cual contribuyó a bajar el desempleo”.

Temas relacionados