Impulso a la creación

Una muestra de talento empresarial reunió a miles de expositores e inversores del país en la quinta versión de la feria Ruta E, en Medellín.

 Este espacio para la innovación alcanzó $5 mil millones en oportunidades de negocio. / Cortesía
Este espacio para la innovación alcanzó $5 mil millones en oportunidades de negocio. / Cortesía

Por el Museo de Arte Moderno de Medellín soplaron con fuerza los vientos del emprendimiento con la intención de llevar muy alto a 120 pequeños y medianos negocios que expusieron sus propuestas en la quinta versión de la feria Ruta E, organizada por el programa Ciudad E, de la Alcaldía de Medellín, y Comfama. Allí, entre los stands en los que se exhibían desde uniformes para personal industrial hasta propuestas de sistematización para edificios inteligentes, más de 30 ejecutivos de alto nivel y 2.000 compradores buscaron el talento de las nuevas ideas para integrarlas a sus estrategias empresariales.

“Queremos que estos modelos de emprendimiento se repliquen en otros lugares de Colombia porque aquí han sido bastante exitosos. Logramos que la gente vea a la creación de empresa como una opción de vida, que los jóvenes no se queden buscando empleo sino que persistan en estructurar su propio negocio y que las universidades tengan centros de desarrollo empresarial”, comentó Felipe Mejía, subdirector de servicios sociales de Comfama, sobre el ecosistema de innovación y emprendimiento que se ha establecido en la ciudad gracias a la gestión de diferentes entidades públicas y privadas.

Mercadeo y telecomunicaciones, gestión humana, materias primas, dotaciones empresariales y TIC fueron las categorías para clasificar a los participantes de la feria. En esta última estuvo Mauricio Mesa, creador de Row Tecnología, quien diseña sistemas de interacción de servicios para construcciones corporativas y residenciales, es decir, interconecta diferentes dispositivos, como el aire acondicionado, las plantas eléctricas y los ascensores, para hacer más productivo el funcionamiento de la edificación. “La eficiencia, la seguridad y los procesos amigables con el medio ambiente son los pilares de mis servicios”, afirmó el también reciente ganador del Fondo Emprender del Sena.

Otro de los casos fue el de Juan Diego Muñoz, creador de la empresa Parts Service, quien descubrió un gran potencial en el mercado de las prendas especializadas para los empleados de fábricas o industrias. Muñoz trabaja con madres cabeza de familia que maquilan la producción: “Logramos varias citas de negocios; por ejemplo, los de Une están interesados en que le produzcamos 12.000 uniformes al año y Auteco quiere 10.000. También nos contactamos con la Red de Ángeles Inversionistas de Bavaria, que podrían invertir en nuestro negocio”.

Con el objetivo de propiciar un espacio de interacción entre inversores y empresarios, instituciones como Mincomercio y la Andi se aliaron con Ciudad E. Marcela Yepes, coordinadora de la estrategia, habló sobre el reto de convocar importantes ejecutivos que pudieran apalancar los productos y servicios innovadores de la feria. “Pensamos en las necesidades empresariales y por eso escogimos las categorías de exposición que son muy diferentes a las de otros eventos. La idea era mostrarles negocios que tienen alto valor agregado y toda la capacidad de producción”. Además dijo que es necesario generar plataformas de formación para el perfeccionamiento de los portafolios, y de negociación para promover un énfasis transaccional que consolide las propuestas mediante la consecución de buenos contactos.

Juan David Pérez, gerente de la seccional Antioquia de la Andi, manifestó que es necesario acabar con el asistencialismo de las organizaciones hacia los emprendedores porque no todo puede estar basado en premios o concursos: “Lo que necesitan es hacer negocios, tener contactos y competir entre ellos en igualdad de condiciones; por eso estamos aquí”.

Agregó que “uno de los ejecutivos emocionados con la muestra fue Richard Rushton, presidente de Bavaria, quien durante el recorrido llamó a los equipos de compra de la empresa para que conocieran estas propuestas porque no se las podían perder. Estos vínculos son los que los pequeños y medianos empresarios necesitan”.

Para, Ana María Velásquez, coordinadora del área de competitividad y productividad de Proantioquia, dijo que se debe “pasar de las buenas ideas de negocio al emprendimiento sostenible. Las organizaciones que trabajen para esto no pueden hacerlo individualmente, por eso acá, a diferencia de muchos sitios, hay un apoyo conjunto para incentivar el crecimiento económico de la región. Creemos que es necesario replicarlo”.

Temas relacionados