La incertidumbre del biodiésel

Ante el silencio del Gobierno frente al proyecto que busca impulsar el consumo de biodiésel en el país, el sector de los palmicultores, que tiene sembradas 450.000 hectáreas de palma de aceite en Colombia, empezó a prender sus alarmas.

Los cultivos de palma  en el país superan las 450 mil hectáreas. /Archivo
Los cultivos de palma en el país superan las 450 mil hectáreas. /Archivo

La inversión en cultivos y construcción de plantas de procesamiento en los últimos años supera los US$1,7 billones, pero de no haber señales claras de apoyo al programa cuyo objetivo es que la mezcla de biodiésel con la gasolina corriente llegue al 25%, son muchas las inversiones que se detendrían y los proyectos que se estancarían.

Así lo aseguró el presidente de Fedepalma, Jens Mesa, quien denunció que los compromisos del Ministerio de Minas suscritos durante el gobierno de Álvaro Uribe, los cuales señalaban que la mezcla del biodiésel con la gasolina debía estar en el 15% para diciembre del año pasado, no se han cumplido, al punto de que en Bogotá sólo alcanza el 8%, mientras que en el resto del país está en 10%.

Mesa sostuvo que Colombia está preparado para atender la mezcla del 15%, pero que se requiere que el país dé el paso, lo que permitirá tener un medio ambiente más limpio y mantener el dinamismo en el sector agrícola con la generación de nuevos empleos.

De las 450.000 hectáreas de palma que hay actualmente sembradas, 120.000 se destinan a la atención de la mezcla, 250.000 al nicho de productos comestibles y no comestibles, y el resto a exportación.

La siembra de palma creció a una rata del 10%, especialmente en los Llanos Orientales, donde se concentra el grueso de la producción y donde hay varios proyectos que están a la espera de una hoja de ruta por parte del Gobierno.

Sin embargo, frente a las denuncias de Fedepalma, el ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo, señaló que por ahora la mezcla del 15% no está en el mapa del Gobierno.