India busca acuerdos económicos con China pese a las diferencias políticas

El Gobierno de India no ha tenido éxito en el mercado chino.

Archivo AFP

La próxima visita a China del primer ministro indio, Narendra Modi, busca acuerdos económicos que equilibren una balanza comercial claramente favorable del lado chino, sin que interfieran disputas políticas como la cuestión fronteriza entre ambos países, informó hoy una fuente oficial.

"No hemos tenido éxito en el mercado chino", constató en rueda de prensa en Nueva Delhi el secretario de Exteriores de la India, Subrahmanyan Jaishankar, por lo que el primer viaje de Modi al país vecino, del 14 al 16 de mayo, tendrá un marcado componente económico.

La India pretende "extender a China" el "éxito" logrado en el mercado internacional por multinacionales indias de sectores como el farmacéutico o las tecnologías de la información, que "han intentando durante años ganarse el mercado chino" sin conseguirlo, afirmó el secretario.

Modi buscará en sus reuniones con dirigentes y empresarios chinos que China aumente sus importaciones e invierta más en la India, porque "más inversiones ayudarían al comercio", sentenció.

Sin embargo, Jaishankar aseguró que no es de esperar que en sus reuniones con el presidente chino, Xi Jinping, cuestiones políticas como las disputas fronterizas entre ambos gigantes asiáticos sean parte central de las conversaciones.

"Están en un grado de análisis" entre representantes de ambos países sin que se prevea que tengan un papel determinante en las reuniones entre los primeros ministros "en esta ocasión", declaró.

El primer ministro indio tendrá como primera parada China en un viaje que lo llevará también a Mongolia, el día 17, y a Corea del Sur, el 18 y 19.

En China, acudirá el jueves 14 a Xián, tierra natal del presidente Xi, con quien se reunirá de nuevo el viernes 15 en Pekín, además de con el primer ministro, Li Keqiang, mientras que el sábado 16 participará en un foro empresarial en Shangai.

Modi se comprometió a realizar esta visita durante su primer año en el poder después de que Xi Jinping viajara a la India en septiembre de 2014, cuando anunció que China invertirá en la India unos 20.000 millones de dólares en los próximos cinco años, aunque quedaron pendientes de cerrar compromisos más concretos en materia comercial.

Más de una cuarta parte del déficit comercial global indio corresponde a la relación con China, un desequilibrio que en agosto del año pasado alcanzó un récord de 50.000 millones de dólares, aunque en marzo del presente ejercicio se situaba en los 31.000 millones. 

Temas relacionados