Índice de desempleo en EE.UU. queda en 8,8 %

El empleo gubernamental disminuyó en 14.000 puestos de trabajo, y el sector fabril añadió 17.000 empleos en marzo.

La economía de Estados Unidos añadió en marzo más empleos que lo esperado y el índice de desempleo cedió en una décima al 8,8 por ciento, el nivel más bajo en los últimos dos años, informó el viernes el Departamento de Trabajo.

Un año y medio después que terminara la peor recesión en casi ocho décadas, la reactivación económica ha llegado al mercado laboral y el mes pasado EE.UU. registró una ganancia neta (puestos de trabajo creados menos los destruidos) de 216.000 empleos. Ello representa la cuarta disminución mensual consecutiva del índice de desempleo.

La secretaria de Trabajo, Hilda Solís, dijo que "el mercado laboral del país mejoró notablemente durante marzo", y añadió que en los últimos cuatro meses "la tasa de desempleo ha bajado todo un punto porcentual, la mayor disminución desde 1984".

Durante 13 meses consecutivos ha crecido el empleo en el sector privado, que desde febrero de 2010 ha añadido 1,8 millones de puestos de trabajo.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, dijo: "la noticia de que el desempleo cayó a su nivel más bajo en dos años y que agregamos 216.000 trabajos -marcando el periodo de creación de empleos más largo en muchos años- demuestra una vez más que nuestra economía continúa recuperándose".

La mayoría de los analistas había calculado una ganancia neta de unos 200.000 puestos de trabajo, lo que hubiese dejado la tasa de desempleo en el 8,9 por ciento, el mismo nivel que en febrero.

Según los datos del Gobierno, el contingente de desempleados disminuyó en marzo en 131.000 y quedó en unos 13,5 millones de personas. Esta cifra incluye también a las personas que han dejado de buscar trabajo. El número de empleos aumentó en 291.000 y llegó a 139,9 millones de personas.

Otro dato alentador en el informe fue la ganancia neta de 230.000 puestos de trabajo en el sector privado, muy por encima de los 206.000 esperados por los analistas.

En febrero, el sector privado añadió 240.000 empleos y los incrementos combinados fueron los mayores en dos meses consecutivos desde febrero y marzo de 2006.

El informe entusiasmó a los mercados donde subieron los precios de las acciones, se fortaleció el dólar estadounidense y bajaron los bonos del Tesoro.

Visto desde el lado de los trabajadores casi lo único bueno que contiene el informe es que hay más empleos. Las remuneraciones en cambio siguen estancadas en un promedio de 22,87 dólares por hora.

En un año las remuneraciones promedio de los trabajadores han subido un 1,7 por ciento mientras que el índice de precios de consumidor subió un 2,2 por ciento.

Asimismo, el informe mostró que el mes pasado el 45,5 por ciento de los alrededor de 6,1 millones de trabajadores sin empleo en Estados Unidos había permanecido desempleado más de seis meses.

El llamado índice de desempleo, que incluye a las personas que tienen un empleo de tiempo parcial pero quisieran tener uno de tiempo completo y aquellas que quisieran emplearse pero han abandonado la búsqueda, bajó del 15,9 por ciento al 15,7 por ciento.

El empleo gubernamental disminuyó en 14.000 puestos de trabajo, y el sector fabril añadió 17.000 empleos en marzo.

En el sector de servicios hubo en marzo una ganancia neta de 185.000 puestos de trabajo, la mayor desde mayo de 2010, en tanto que el empleo en la construcción disminuyó en 1.000 puestos.

El Gobierno informó la semana pasada que el ritmo de crecimiento de la actividad económica marcó un 3,1 por ciento anual en el último trimestre de 2010 y en el mismo período el gasto de los consumidores, que en EE.UU. equivale a más de dos tercios del producto interior bruto, tuvo su aumento más acelerado en cuatro años.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La hora de las startups