Industria automotriz tuvo un año estelar

La caída en los precios del petróleo y una aceleración en la economía aumentaron la venta de automóviles.

En diciembre las ventas de vehículos en Estados Unidos aumentaron 13%. / EFE

Las ventas aumentaron a un 13% ajustado por temporada, con respecto a diciembre de 2013, según estimativos preliminares de Chrysler, el brazo estadounidense de la italiana Fiat Chrysler Automobiles.

Las bajas tasas de interés, junto con la noticia en diciembre de que la economía de los Estados Unidos reportó su crecimiento más veloz en una década, para llegar a 5% en el tercer trimestre, también hicieron que los consumidores estuvieran más dispuestos a gastar en nuevos automóviles, según los analistas.

La importancia de la caída en los precios del petróleo se vio confirmada por el hecho de que los beneficiarios más grandes fueron los fabricantes de automóviles, con una fuerte oferta de vehículos que consumen más gasolina, como las camionetas. Las ventas para diciembre de General Motors, la fabricante de automóviles más grande de Estados Unidos en términos de ventas, aumentaron 19% de un año al siguiente. La comercialización para Chrysler, que fabrica el Jeep SUV y la camioneta Ram, aumentaron 20% con respecto a diciembre de 2013.

La industria estaba cerrando un año “estelar”, dijo Michelle Krebs, una analista de autotrader.com, el portal de información sobre automóviles: “Si usted vende camionetas y automóviles grandes, tuvo un año todavía mejor”.

El mes pasado, las fuertes cifras reflejaron en parte la fortaleza general de la economía de los Estados Unidos, pero la caída en los precios del petróleo fue “la cereza que coronó el pastel”.

El precio promedio para un galón de gasolina en Estados Unidos cayó a US$2,30 en la semana que comenzó el 29 de diciembre, según la Administración de Información de Energía de Washington. Esto es, una caída de 31% con respecto a un año antes y de 37% con respecto al pico de junio, de US$3,64.

Se espera que el presidente Barack Obama visite la planta de Ford, cerca de Detroit, para señalar este cambio en la suerte de la industria, que se ha dado desde que Washington realizó sus rescates en la era de la crisis. Tanto GM como Chrysler sobrellevaron bancarrotas administradas por el gobierno en 2009, mientras Ford tuvo una profunda reestructuración.

 

últimas noticias