Industria metalmecánica, muy cerca de ser proveedora de Airbus

Las conversaciones están tan avanzadas que una misión colombiana ya fue a España, una internacional viene al país en noviembre y la constructora de aviones analizará una propuesta que están esperando en Tolouse. ¿Qué falta?

 La multinacional fabricante de aviones tiene varias sedes en el mundo a donde sus proveedores envían las piezas. /AP
La multinacional fabricante de aviones tiene varias sedes en el mundo a donde sus proveedores envían las piezas. /AP

El escenario es más o menos así: la demanda de aviones para el 2020 superará las 35.000 unidades en el mundo y una de las fabricantes del sector lo sabe, por eso está buscando desde ya nuevos proveedores que puedan suplir sus necesidades. Un negocio millonario, sin duda, que tan solo para Airbus Group, significó el año pasado ingresos por 64.500 millones de euros y con el que les dio empleo a unas 136.600 personas.

Actualmente, si una compañía, ya sea una aerolínea comercial o una de aviación privada, pide un avión, esa entrega tarda seis años, porque los fabricantes están copados. Por eso es que ya están desarrollando nuevos proveedores, porque los que tienen no van a dar abasto. En ese negocio es que quiere entrar la industria colombiana.

¿Cómo? Al mejor estilo de las gigantes maquiladoras de India o de China, los industriales colombianos se dieron cuenta de que a la gran producción global se puede entrar jugando como proveedores. Por eso, la Cámara Fedemetal de la Andi tomó la decisión de establecer contacto con Airbus, siguiendo el ejemplo de lo que ya logró México, pues esta empresa les está comprando a los mexicanos unos US$300 millones al año y se proyecta que la cifra se doblará en los venideros.

¿En qué va la cosa? Hace un par de meses, una misión de empresarios colombianos viajó a Sevilla, España. Allí se fabrican los aviones militares que vende Airbus y están muchos de los proveedores clasificados en 4, 3, 2 y 1, con quienes hablaron. Se les extendió una invitación a sus representantes y estarán en el país el próximo noviembre conversando con empresarios nacionales. Además, ya estuvo el presidente de Airbus Latinoamérica en el Centro Tecnológico para el Sector Aeronáutico, que queda en Dosquebradas, Risaralda.

Todo encaja. Justo el pasado 25 de mayo, la multinacional abrió oficina en Colombia. Ese día, Marwan Lahoud, vicepresidente ejecutivo del área International, Strategy and Public Affairs de Airbus Group, fue claro en que a través de su nueva oficina la compañía pretendía desarrollar aún más sus actividades en la región: “Hay grandes oportunidades para Airbus Group en Latinoamérica. El crecimiento del PIB de Colombia en más de 50 por ciento durante la última década es algo realmente extraordinario y se espera que esta tendencia continúe en los próximos diez años. Abrir una oficina en Bogotá constituye una medida clave para poder situar nuestros productos en toda la región”.

Ahora mismo, Procolombia está alistando un documento que describe la capacidad de cada empresa colombiana de ese sector con potencial exportador, sabiendo qué produce y qué normas le rigen, para ser enviado en octubre a Sevilla y Tolouse, sedes de Airbus. Y ahí, los proveedores de la multinacional, especialistas en la fabricación de aviones, helicópteros y satélites, visitarán a las empresas colombianas consideradas eso, potenciales proveedoras. Es ahí cuando cada uno tiene que sacar la casta y demostrar, en el terreno, que la industria colombiana es de talla mundial.

“Nosotros nos hemos dado cuenta de que la metalmecánica en Colombia, a pesar de lo grande que es, representa el 10 % del PIB industrial y genera el 14 % de todo el empleo en manufactura. Debe empezar a verse de una manera diferente hacia el futuro y eso nos llevó a ver el tema del encadenamiento productivo o, como dicen en el exterior, las cadenas globales de valor”, cuenta Juan Manuel Lesmes, director de la Cámara de Fedemetal de la Andi. “De esa forma veremos los TLC no con ojos de peligro, sino con ojos de oportunidad. Y por eso estamos metidos en casos concretos, el más importante: Airbus”.

Claro que hay que tener presente que si las empresas colombianas entran al negocio, entrarán por la cola. “Es decir, le venderemos al proveedor del proveedor del proveedor. La idea es venderle al que le vende a Airbus. Pero Airbus controla toda la cadena”, agrega Lesmes. La forma de crecer es: “ya se ha visto en todos los casos del mundo que primero le dicen a uno hágame dos piezas, si se hacen bien, piden más y más piezas hasta que la empresa pasa de ser proveedor 4, al 3, luego al 2 y el 1 es el que finalmente le vende directamente a Airbus”.

A esta movida empresarial se suma que en Expometálica, que hace parte de la Feria Internacional de Bogotá, se revelará cómo la industria metalmecánica también está apuntando a participar en la construcción de aviones no tripulados. La estrategia es clara: convertirse en proveedor del Ministerio de Defensa y en la producción de radares ‘Made in Colombia’.

Lilian Conde, jefa de proyecto de la Feria Internacional de Bogotá, explica que esta feria, que va del 26 al 30 de septiembre, es única para Corferias porque fue con la que comenzó. “Se ha convertido en el emblema para los empresarios e industriales, allí se hacen contactos y se comparte conocimiento. Es la plataforma para generar negocios a corto, mediano y largo plazo y este año se presenta lo último de los sectores de metalmecánica, energía, empaques plásticos, aire acondicionado y refrigeración, con unos 700 expositores y visitantes de 19 países”. Una vez más, potenciales clientes, como se está gestionando con Airbus.

Temas relacionados