Industria petrolera está bajo estrés

Sindicalistas han propuesto renunciar a logros laborales con el fin de conservar los 110 mil empleos en el sector extractivo.

La estatal petrolera Ecopetrol y la privada Pacific Rubiales son las compañías que más empleos generan en el sector. / Archivo - El Espectador

A la locomotora petrolera se le está acabando el combustible. La caída del precio del crudo en un 60% en los últimos seis meses no sólo ha obligado a la industria a prender sus alarmas, sino a tomar medidas urgentes que eviten que su capital se vaya como el agua que inyectan a sus pozos para poder producir el hidrocarburo. Esta situación no sólo obligará a recortar las inversiones en proyectos, sino a ajustar su nómina, lo que tiene preocupado al Gobierno.

Sin embargo, la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) señaló que están trabajando con el Gobierno para buscar una salida que permita conservar los 110.000 empleos que genera la industria en el país.

Francisco José Lloreda, presidente de la ACP, explicó que es inevitable que la situación por la que atraviesa la industria obligue a cada empresa a ajustarse el cinturón, sin embargo, esto no significa que el 30% en ajuste que ha anunciado Ecopetrol se traduzca en 30% de despidos.

La estatal petrolera, como todas las empresas del sector que operan en Colombia, ha anunciado recortes en gastos operacionales, pero no contempla un despido masivo de empleados.

De acuerdo con la directriz de la junta directiva de la entidad, el recorte que se aplicará en Ecopetrol será no renovar los contratos que venzan. El ajuste en la empresa por $3.365 millones corresponde al rubro de costos y gastos operacionales. Asimismo se hará un apretón en inversión y publicidad.

“Es apresurado salir a calificar lo que ocurre en materia laboral, dado que hasta el momento las empresas están definiendo por dónde van hacer su ajuste”, indicó Lloreda. “Hay que distinguir varias cosas, que una son los empleados que están en nómina y otra aquellos que laboran como contratistas o que trabajan con empresas de servicio petrolero”.

También aseguró que “no es serio hablar de cifras de despido masivo en las empresas sin haberlas revisado. No podemos hablar de planes de despido masivo”.

El dirigente señaló que en la reunión del miércoles con el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, los presidentes de las petroleras presentaron el punto de vista de la industria y la gran conclusión es que la caída del precio del crudo por más del 50%, la reforma tributaria y los costos de producción han impactado en la exploración y se deben tomar medidas urgentes para proteger los empleos.

Lloreda anunció que los sindicatos están revisando renunciar a algunas conquistas para evitar a toda costa la pérdida de puestos de trabajo.

Por su parte, el ministro de Trabajo recalcó que, a pesar de la crisis, el país debe mantener la producción de 1’020.000 barriles diarios y buscar alternativas que permitan garantizar los empleos de la industria. “Hay que minimizar el impacto de esta crisis sobre los trabajadores”, añadió.

Sin embargo, la buena noticia del Departamento Nacional de Estadísticas (DANE), que muestra que el desempleo cayó a 9,1%, podría verse afectada por el plan de las empresas de recortar sus plazas de no encontrar una medida que detenga el incremento de los costos laborales.

Los empresarios y el ministro Garzón se comprometieron a mantener el diálogo y buscar alternativas, entre las que se contempla que otros sectores que andan bien, como la construcción y la agricultura, acojan a las personas de la industria petrolera que pueden quedar cesantes.

El Gobierno ya está analizando 18 medidas para que la industria pueda sortear esta situación difícil e implementar la hoja de ruta para el sector, que podría estar lista en las próximas semanas. Todo dependerá de si se requiere que sean leyes de la República, explicó Lloreda.

El ministro de Minas y Energía, Tomás González, invitó a las empresas petroleras a mantener la producción de crudo por encima del millón de barriles diarios, con lo cual se garantizará el empleo. Aseguró que el Gobierno está trabajando en medidas para superar la crisis.

Para Alejandro Martínez, expresidente de la ACP y ahora consultor del sector, la reducción de los costos de operación y la optimización en los procesos de producción obligará a Colombia y a todo el mundo a realizar ajustes que sin duda incluirán el despido de personal.

“Las empresas no sólo despedirán empleados, sino que por el aplazamiento o descarte de proyectos habrá con certeza una reducción en la contratación de nuevos trabajadores”, añadió.

En medio de este panorama crítico, que tiene en estrés al sector, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, señaló que “la caída en el precio del petróleo no afectará la economía del país, gracias a que la Regla Fiscal nos da cintura y nos permite acomodarnos a los precios internacionales del petróleo”.

Ecopetrol y Pacific Rubiales son las compañías que generan el mayor número de empleos en la industria y por ahora no hay un plan de recorte masivo contemplado.

 

[email protected]