Inflación empezaría a ceder

Analistas consideran que en los próximos meses el Índice de Precios al Consumidor caería por debajo del 4%.

La inflación 12 meses de febrero se situó en 4,36%. Archivo - El Espectador

El precio del petróleo y la tasa de cambio no son las únicas variables económicas que impresionan en Colombia. Hace un mes el mercado se sorprendió cuando el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) informó que el dato de inflación 12 meses para el mes de febrero se situó en 4,36%. Desde hace cuatro años no se registraba un suceso similar, cuando en 2011 el Índice de Precios del Consumidor 12 meses escaló hasta el 4,02%.

El fenómeno inflacionista tiene implicaciones más profundas que el encarecimiento de la canasta básica, ya que por mandato constitucional la misión principal del Banco de la República es mantener la inflación en su rango base, que se encuentra entre 2 y 4%. Pero la misma legislación advierte a esta entidad que no puede ser indiferente a las coyunturas económicas que acontecen en el país.

De manera que la coyuntura actual de una inflación que excede el 4% de su rango base y de un escenario de desaceleración económica que advierte que Colombia crecerá 3,6%, según el Banco de la República, hace que las decisiones de política monetaria del Emisor sean más difíciles: Con tan sólo subir la tasa de interés solucionaría el problema del IPC, pero agravaría los del crecimiento económico, y si baja la tasa pasaría lo contrario, pues habría mayor Producto Interno Bruto (PIB), pero a costa de mayores precios en la economía.

En su última reunión, la junta directiva del Banco de la República por unanimidad consideró mantener la tasa de interés de intervención en 4,5%. De acuerdo con el Emisor, en materia de precios, en febrero la inflación se incrementó y se situó en 4,36%, cifra superior a la proyectada por el promedio del mercado y el equipo técnico.

La aceleración de “la inflación se explicó principalmente por el mayor ritmo de aumento en los precios de los alimentos, y en segundo lugar, por el incremento en el cambio anual del grupo de transables sin alimentos ni regulados. El promedio de las medidas de inflación básica completó cinco meses con incrementos y se situó en 3,53%”, agregó el Emisor.

Según el departamento de Investigaciones Económicas de Alianza Valores, “en marzo el incremento de la inflación no será tan pronunciado como el mes pasado, aunque el IPC 12 meses podría situarse entre 4,43 y 4,54%. El comportamiento será más moderado en esta oportunidad, porque en febrero se pudieron apreciar los grandes efectos de la devaluación del peso colombiano sobre el grupo de transables, y los incrementos producto de los ajustes a principio de año en los costos de la vivienda y el transporte”.

El fin del primer trimestre de 2015 traerá consigo la cima de la montaña inflacionaria, “los meses posteriores se caracterizarán por moderaciones paulatinas producto de la caída en las cotizaciones de las materias primas más representativas que ocurrieron en el último trimestre de 2014 y por el sostenimiento de dichos niveles. Por ello continuamos esperando a que el pico del IPC termine con el reporte del mes de marzo, y que cierre el año entre 3,2 y 3,5%”, agregó Alianza Valores.

Es una posición con la que coincide Camilo Silva, director de Análisis Técnico de Valora Inversiones: “Todo apunta a que el fenómeno devaluacionista es un tema coyuntural y se espera que se comience a moderar. No obstante, todavía son inciertos los efectos que realmente han tenido los últimos hechos, como el paro camionero, el cambio climático y el efecto del dólar alto en los planes de las empresas”.