Ingresos de zona franca de Colón caen 7,6% lastrados por Colombia y Venezuela

La zona franca, donde operan unas 3.000 empresas y trabajan más de 23.000 personas, lleva varios años en crisis.

La panameña Zona Libre de Colón (ZLC), la más grande de América, tuvo en 2015 una baja en sus ingresos de un 7,6 % y una entrada real de 114 millones de dólares, por debajo de los 121 millones proyectados, debido en parte a la situación que atraviesan sus principales clientes, Colombia y Venezuela.

Las cifras fueron referidas por el gerente de la zona franca, Surse Pierpoint, en un informe que presentó ante la comisión legislativa de Comercio, en el que destaca un recorte de inversión para sobrevivir a la crisis, informó hoy la Asamblea Nacional de Panamá (Parlamento).

Pierpoint expresó que para nadie es una sorpresa lo que se plasma en este informe de 2015 a causa del entorno macroeconómico "muy difícil" que ha confrontado la ZLC.

Según el administrador, es "innegable" que dos de los países más importantes para la Zona Libre pasan por situaciones problemáticas: Venezuela, con una economía en colapso, y Colombia, donde el precio del petróleo internacional ha hecho provocado la devaluación de la moneda.

"A nosotros, que vendemos en dólares, se nos ha encarecido el producto en Colombia, lo que ha sido un freno a la reexportación, y sacar mercados alternos hace difícil reemplazar a los del tamaño de Venezuela y Colombia", explicó.

Para hacerle frente a este déficit, la administración de la zona libre procedió al control y contención de gasto de inversión que cerró con 111,8 millones de dólares, con 9,9 millones menos, dijo Pierpoint.

Destacó que "los mercados multinacionales son vistos con cierto optimismo, para ofrecerles las bondades que existen en nuestras zonas especiales", frente a la situación de sus principales clientes.

Por ello, indicó, participó recientemente junto con el ministerio panameño de Comercio de un evento en Estados Unidos "para atraerlos a Panamá y reemplazar la caída de los mercados tradicionales".

Recordó que a inicios de 2016 unas 16 nuevas empresas iniciaron operaciones en el área segregada para la importación y exportación en la zona franca.

Además, dijo que las reformas de la Ley Orgánica de la ZLC de 1948, que están en discusión en la comisión legislativa de Comercio, permitirán que la zona libre "sea más ágil".

La zona franca, donde operan unas 3.000 empresas y trabajan más de 23.000 personas, lleva varios años en crisis.

Sus ingresos tuvieron una caída en 2014 del 12,3 % y en 2013 del 10,9 %, debido a la situación económica de Venezuela, los aranceles de Colombia a algunas reexportaciones y la desaceleración china.

Los empresarios le han pedido al Gobierno, entre otras cosas, la exoneración de impuestos para que sus beneficios fiscales se igualen con los que tienen otras zonas de administración especial, como Panamá Pacífico, a pocos kilómetros de la capital panameña.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias