Innovar o morir

Fernando Anzures, experto en innovación, explica el modelo de negocio que deben seguir las empresas para mantenerse en el mercado y habla de la cultura emprendedora que vive Colombia.

Fernando Anzures es un mejicano que llegó al país como un alto ejecutivo del negocio de consumo masivo. / Liz Durán

“La innovación no está en las industrias, sino en las personas, en las ganas de hacer las cosas, de que una idea se ejecute porque sin ella, simplemente, es distracción. Innovar ya no debe ser un proceso en la empresa, sino uno de cambio de mentalidad, de tomar riesgos”, afirmó, con la seguridad que la experiencia le ha brindado, Fernando Anzures, el mexicano que, tras presidir Coca-Cola Femsa, se convirtió en un gurú del emprendimiento y de la comunicación virtual para conectar al consumidor con su marca preferida.

Anzures, invitado al foro “Innovation Summit”, de Foros , habló con este diario sobre el papel que juega hoy la innovación en el mundo corporativo.

¿Cómo innovan las empresas?
Lo defino como “destruir para construir”. Los modelos de negocios que están transformando el planeta unieron innovación con medios digitales. Un claro ejemplo es Waze, donde el creador genera una aplicación y los usuarios la alimentamos. En el futuro se romperán los modelos de negocios que hoy conocemos y surgirán cosas nuevas de una forma disruptiva.

¿Cuál es el ADN de las firmas exitosas?
Deben tener la innovación dentro de su cultura organizacional y eso incluye aprender a equivocarse. En Colombia, por ejemplo, no están acostumbrados a caer y levantarse en los negocios. Si no se atreven a fallar, la competencia los obligará a hacerlo. Es mejor equivocarse por intentar y no porque alguien implementó una estrategia de negocios, un golpe a veces definitivo.

¿Cuáles son los otros componentes?
Con mesura se necesitarán otros ingredientes, como estrategia, un buen plan de negocios, la gente adecuada, hacer negocios inclusivos. Pero por encima de eso, la innovación tiene que abarcar todos los ejes, aprender a hacer las cosas diferentes a una velocidad mucho más rápida. No sólo innovar en productos, sino en servicios, en capacitación, porque no podemos pretender hacer marketing con los mismos libros de 1920.

¿En el país cuantas empresas viven con ese ADN?
Es complicado saber exactamente cuántas tienen en su ADN modelos de negocios innovadores, pero puedo hablar de las compañías locales con las que he trabajado, las diez empresas más grandes, en las cuales más de la mitad ya comienza a tener un tipo de procesos de innovación y el 75% ya han empezado al menos a tomar algún curso. Están comenzando a conocer las avenidas de innovación sin saber aún cómo las van a cruzar.

¿Cómo analiza las industrias colombianas en este tema?
Hay sectores que están innovando rápidamente, como los de servicios, bancos y aerolíneas, con un modelo de expansión, cruzando fronteras. Es válido, pero considero que hay una gran oportunidad para las diferentes industrias, porque la competencia hasta hoy era local. Cuando ven a un competidor que es mucho más grande, el panorama se amplía. Hoy no se ha visto la necesidad de innovar porque se vuelven una copia. El colombiano es muy creativo, pero aún no está desarrollando ese potencial para innovar.

¿Qué país latinoamericano es ejemplo en innovación?
Brasil. En la última década ha avanzado mucho más, porque todo lo concatenan cuando surgen las ganas de transformar. Allí existe la Secretaría Creativa de Gobierno y está hecha para apoyar todas las áreas, las empresas privadas y la pública junto con los emprendedores.

[email protected]

@marcediaz20