Intervenciones por Grecia

Afectados darían mayor flexibilidad para que cumpla con el pago de sus obligaciones y así evitar la separación de la moneda única.

Banderas de la UE y de Grecia ondean frente al Partenón en la Acrópolis de Atenas. / Bloomberg

Los grandes acreedores de Grecia no están dispuestos a permitir que el país abandone la Eurozona en momentos en que el primer ministro, Alexis Tsipras, se muestra dispuesto a cumplir con al menos algunas condiciones claves, según personas familiarizadas con las conversaciones.

La canciller alemana, Ángela Merkel, hará todo lo posible por evitar la salida de Grecia de la moneda única, pero no lo imposible, dijo una de las personas. Berlín analiza las posibilidades de evitar una salida de Grecia y mantener el país en la Eurozona, que integran 19 naciones, agregó.

A pesar de las vacilaciones de Atenas, algunos acreedores están dispuestos a dar muestras de mayor flexibilidad en las negociaciones sobre sus finanzas a efectos de impedir la salida. La condición es que el gobierno que encabeza Syriza dé muestras de disposición a comprometerse al menos con algunas reformas económicas, dijeron ambas fuentes, que pidieron que no se revelara su identidad.

“Pensamos que Grecia no va a abandonar el euro”, dijo en una entrevista de Bloomberg Television Stephen Macklow-Smith, jefe de estrategia bursátil europea de JPMorgan Asset Management en Londres. Si bien ambas partes tienen “posiciones muy firmes” en las negociaciones, “si se observa cómo se ha desarrollado la crisis de la Eurozona se comprueba en todos los casos que con una actitud firme se obtienen concesiones”.

La política arriesgada ha hecho que los bonos gubernamentales griegos se encaminen a su peor semana desde la elección de Tsipras en enero al frente de una coalición opuesta a la austeridad. Aunque la retórica se ha intensificado en momentos de enfrentamiento respecto de la liberación del último tramo de ayuda, los acreedores estarían dispuestos a ser benévolos con Grecia.

Los ministros de Hacienda de la Eurozona se reunirán el 24 de abril para analizar los avances en relación con Grecia, en la capital letona, Riga. El gobierno griego confía en que pueda llegarse para fines de abril a un acuerdo con los acreedores que permita el desembolso de fondos de rescate, dijo el viernes un funcionario griego a la prensa en Atenas.

Los acreedores internacionales no abandonarán a Grecia si el país no llega a cumplir con todas las condiciones del rescate, ni siquiera si deja de cumplir con muchas, dijo la segunda persona. Sólo contemplarán una salida si el gobierno de Tsipras no hace nada por cumplir o si revierte las reformas ya instrumentadas en el marco del rescate de 240.000 millones de euros del país.

Ampliar la base impositiva y mejorar la recaudación, la reforma del sistema de pensiones y la desregulación de los mercados laborales y de productos a los efectos de alentar la competencia forman parte de las recomendaciones que se le hacen al gobierno griego.