Intervienen Rédito S. A. por negociar con facturas que incluso no existían

La Superintendencia de Sociedades ordenó la toma de posesión de esa empresa, que ya había sido señalada por captación ilegal.

/ Archivo

La Superintendencia de Sociedades ordenó la toma de posesión como medida de intervención de Rédito S.A, luego de establecer que esa compañía atraía clientes con la promesa de adquirir facturas de reconocidas empresas, pero esos documentos en ocasiones ni siquiera existían.

La medida también se ordenó en contra de Las EMES S.A.S y las siguientes personas, entre las que se encuentran accionistas, representantes legales y revisores fiscales: Juan Carlos Tavera Álvarez, María Clemencia Restrepo, Claudia María Tavera Álvarez, Dora Libia Álvarez, María de los Ángeles Ugaz Torres, Edwin Esteban Lopera Medina, Miguel Fernando Tavera Álvarez, Sergio Andrés Guzmán y Flor Emilse Rivillas Atehortua.

El auto de la Supersociedades incluye el embargo y secuestro de los bienes, haberes y derechos de propiedad de los intervenidos.

El superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, recordó que desde el pasado 7 de octubre se ordenó a Rédito S.A. la suspensión inmediata de su actividad de factoring, por considerar que la misma constituía captación ilegal de dineros del público.

En la investigación, la Delegatura de Inspección Vigilancia y Control “contrastó las quejas de los inversionistas con información remitida por las supuestas compañías que debían pagar las facturas”, explicó el ente de vigilancia a través de un comunicado.

“Teniendo en cuenta la inexistencia de la contabilidad de Rédito, la Superintendencia de Sociedades requirió a los originadores de las facturas con el fin de corroborar los hechos denunciados. Estas empresas advirtieron que no realizaron endosos de facturas y que (para el momento del requerimiento) no tenían ninguna relación comercial con Rédito S.A”, agregó la Superintendencia.

Asimismo, hubo indagación con los pagadores de las facturas, quienes en algunos casos advirtieron que no tenían relaciones comerciales con Rédito S.A., ni como proveedores de bienes o servicios, ni registraban obligaciones pendientes de pago.

Según la entidad, entre enero y junio de 2015, Rédito S.A. realizó más de un centenar de operaciones de compra-venta de facturas con 61 personas, por un monto superior a los $7.180 millones.

Como agente interventor fue nombrado Javier Suárez Torres, quien, señaló la Superintendencia, deberá acogerse al manual de ética de los auxiliares de la justicia