La inversión de portafolio va en aumento

Entre enero y julio de 2014 sumó US$8.254 millones, según el Banco de la República.

Entre el 1º y el 25 de julio ingresaron al país US$1.989 millones por la vía de inversión de portafolio. / 123rf

Los efectos del rebalanceo del índice de deuda emergente de JPMorgan, que han atraído desde marzo pasado más capitales extranjeros para comprar deuda pública colombiana, no han dejado de sentirse en el mercado y tampoco en el comportamiento de la tasa de cambio. Muestra de ello es que el dólar durante julio tocó uno de los puntos más bajos del año: $1.847. Asimismo, según la balanza cambiaria del Banco de la República, el ingreso de divisas por la vía de portafolio ha crecido en 2014 cerca de 153%.

Entre enero y el 25 de julio de este año, según datos del Emisor, han ingresado al país US$8.254 millones como inversión extranjera de portafolio. Entretanto, durante el mismo período de 2013 se registró la entrada de apenas US$3.261 millones (un 153% menos).

Entretanto, la inversión extranjera directa en lo que va de este año ya suma US$9.379 millones (entre enero y julio de 2013 totalizaba US$10.306 millones) y ha estado concentrada en el sector minero-energético, al cual se han destinado recursos por US$7.845 millones.

Durante el segundo semestre de este año, detalla el Reporte de Mercados Financieros del Banco de la República, “las principales entradas de divisas en cuenta de capital privado se dieron en inversión extranjera directa neta (US$4.374 millones) y en inversión extranjera de portafolio (US$3.614 millones). Este último rubro presentó una entrada mayor a la observada en el trimestre anterior (US$2.651 millones)”.

Esteban Tamayo, jefe de estudios económicos de la firma Serfinco, comentó que, aparte del efecto JPMorgan sobre el dólar, lo que tiene en este momento la divisa en niveles cercanos a $1.890 “ha sido la coyuntura internacional; por ejemplo, las tensiones geopolíticas en Ucrania y Medio Oriente. Eso ha hecho que los inversionistas busquen activos seguros en Estados Unidos, lo cual va en detrimento de los países emergentes”.

Por lo pronto, comentó, el flujo de inversión de portafolio procedente de Europa y Estados Unidos —arrastrado por el efecto JPMorgan—, irá hasta finales de septiembre. En ese momento, la tasa de cambio estará alrededor de $1.880. “Para finales de este año el dólar estaría moviéndose entre $1.890 y $1.900. En ningún momento por encima de los $1.900”.

De acuerdo con cálculos de Serfinco, dijo Tamayo, se estima que los inversionistas extranjeros tienen en este momento cerca de $23 billones en títulos de Tesorería (Tes). Comenzando el año, esa cifra no pasaba de $7 billones. “Los bonos colombianos pesaban 3% en el índice del JPMorgan. Ahora pesan más (cerca del 8%). Van a quedar en 7,9% para el 30 de septiembre”.

Juan David Ballén, analista de la firma Alianza Valores, cree que el mes de julio será el de mayor ingreso de inversión de portafolio, por encima de marzo, cuando se registraron US$1.999 millones. “Al rebalanceo le queda poco. Según hemos podido ver, durante agosto se daría un ingreso de recursos más alto que el que se estima para septiembre. Por lo pronto, la presión sobre la moneda ha sido menor”.

Al terminar el fenómeno JPMorgan, explicó Ballén, se espera que el dólar entre en una fase de recuperación que lo sitúe al finalizar este año alrededor de $2.050. “Ha entrado mucha plata. Que en un mes entraran US$500 millones de inversión de portafolio era mucho”. Entretanto, según calculó el analista, el próximo año puede verse una tasa de cambio de $2.200, derivada de menores presiones de flujos de capital.

“La inversión extranjera directa está estable, aunque está cayendo un poco. Tiene que haber un aumento grande para que el dólar vuelva a bajar de precio. Además, puede venir un fortalecimiento de la moneda porque Estados Unidos ha entrado en una fase de recuperación económica”, concluyó Ballén.

Hasta el momento, como mecanismo para evitar que la tasa de cambio se desplome, el Banco de la República ha comprado en lo que va de este año US$2.307,8 millones (tan sólo en el mes de julio, cuando se dio uno de los ingresos más elevados de recursos por la vía de portafolio, el Emisor adquirió US$708 millones, el monto más alto para 2014).

Bancos ganaron $3,81 billones

La Superintendencia Financiera de Colombia reveló que en los primeros seis meses de este año las ganancias de los establecimientos de crédito del país sumaron $4,27 billones. Al cierre de junio, según el ente regulador, los bancos registraron beneficios por $3,81 billones.

A la banca la siguen las corporaciones financieras (con utilidades de $275.120 millones), las compañías de financiamiento (con beneficios por $168.090 millones) y las cooperativas financieras (con $17.500 millones).

“Durante el primer semestre de 2014, las actividades de intermediación y de gestión del portafolio de inversión de los diferentes agentes se vieron fortalecidas por el buen desempeño de la actividad económica nacional y por la reducción en la volatilidad de los activos financieros a nivel global, que se reflejó en la valorización de los títulos de deuda pública y del mercado accionario a nivel local”, explicó la Superintendencia en un informe.

Además destacó que en el primer semestre del año hubo un incremento real de 11,35% en los ahorros pensionales de los colombianos, los cuales sumaron $164,42 billones al cierre del sexto mes del año. El informe también destacó que “en el primer semestre de 2014, en el sector asegurador se observó un crecimiento constante en las primas emitidas, que fue liderado por el ramo de seguros de vida”.

 

 

[email protected]

@hector_sandoval