Inversión entre Colombia y Perú aumentó en US$2.000 millones

Miguel Caballero, Manuelita, Grupo Ave y Decamerón son algunas de las empresas colombianas que han incursionando este año en el país. Han llegado 33 nuevos restaurantes peruanos a Colombia.

Tan solo en 2015 más de 265.000 colombianos fueron a Perú a hacer turismo. / Bloomberg.

Mientras los vínculos comerciales con Estados Unidos se reducían debido a su independencia energética y por la caída de los precios del petróleo, las relaciones comerciales entre Colombia y Perú crecieron significativamente en los últimos tres años. En 2013, la inversión bilateral era de US$1.500 millones y, de acuerdo con Promperú, esa cifra ahora asciende a US$3.500. Se trata de una interacción en la que están involucrados varios sectores como el turismo, la minería, el fitness, el inmobiliario y el gastronómico.

Luis Álvarez, especialista de mercado para Colombia de Promperú, indicó: “Tan solo en 2015 vinieron 265.000 colombianos a Perú a hacer turismo, y representa cerca del 10 % de los US$1.000 millones que factura esta industria. Además de los destinos tradicionales como Machu Picchu, también se han fortalecido otros destinos. Arequipa, por ejemplo, se destaca por sus construcciones coloniales. Asimismo, Paracas ofrece un ambiente desértico al lado del mar que permite a los visitantes practicar deportes extremos como sandboarding y también descansar”.

Debido a que Colombia y Perú forman parte de la Alianza del Pacifico, el especialista de Promperú explica que el turismo interregional se ha fortalecido. Además, por el encarecimiento del dólar frente a las monedas emergentes, para los latinoamericanos se han vuelto más atractivos los destinos de su región.

Respecto a las inversiones colombianas en Perú, Álvarez explica que están teniendo mucho éxito en el sector servicios. “Hay crecimientos interesantes en sectores como el de la moda y el inmobiliario. A los gimnasios también les está yendo bien; por ejemplo, Bodytech ya cuenta con 17 sedes en este país, de las cuales 12 están en Lima. Asimismo, por el fortalecimiento del turismo están creciendo cadenas colombianas como Estelar y GHL”.

Varias empresas peruanas también han llegado a Colombia en los últimos años. Aprovechando el auge de la construcción en Colombia, Graña Montera abrió oficinas en el país en 2015 y ya tiene un contrato estatal por $179.000 millones para construir una línea energética. También se han radicado otras compañías como Aceros Arequipa y hay otras que han llegado con el fin de explotar el sector minero colombiano. En el mercado de capitales, Credicorp es un importante agente dentro de la Bolsa de Valores de Colombia desde que, en 2011, compró a Correval.

Igualmente, hay un segmento peruano que está teniendo un importante crecimiento en Colombia: el gastronómico. De acuerdo con las cifras de Promperú, en los últimos tres años han abierto 33 nuevos restaurantes de origen peruano en el país, entre ellos Astrid y Gastón, 14 Inkas, Nazca y Carrito Sanguchero. En total ya hay 87 de estos establecimientos, que esperan facturar en conjunto más de US$50 millones en 2016.

Para Felipe Jaramillo, presidente de Procolombia, “Perú se ha mantenido como un mercado estratégico para el crecimiento de empresas colombianas por las similitudes culturales, la cercanía y la demanda por los productos que nuestro país ofrece con valor agregado, como alimentos procesados y manufacturas. Es el cuarto destino de nuestras exportaciones no mineras, el séptimo mercado emisor de turistas y el cuarto de la región que más invierte en Colombia. Con la Alianza del Pacífico estamos generando nuevas sinergias para fortalecer el comercio bilateral y llegar en conjunto como bloque a países lejanos como los asiáticos. También estamos promoviendo los encadenamientos productivos, que suman incentivos para la inversión extranjera directa”.

No es coincidencia que seamos un atractivo destino empresarial para el país inca. Desde que comenzó la crisis de los precios del petróleo, en el segundo semestre de 2014, el peso colombiano se ha desvalorizado 30 % frente a la moneda peruana. De manera que tienen el poder adquisitivo para realizar inversiones.

Mientras tanto parece que continúa el interés mutuo. De acuerdo con Procolombia, en el primer trimestre de 2016, la inversión de algunas empresas peruanas en nuestro país aumentó en 6 % al alcanzar los US$34 millones. En dirección contraria, es decir la inversión local de una porción de empresarios en ese país latinoamericano, aumentó 50 %, al sumar US$74 millones. Miguel Caballero, Manuelita, Grupo Ave, y Decameron son algunas de las empresas colombianas que han incursionando este año en Perú.

Temas relacionados

 

últimas noticias