Inversión minera podría disminuir

En el sector de hidrocarburos se proyecta una producción diaria de 1.060 millones de barriles y la perforación de 135 pozos para 2013.

El sector  de minería  espera que los proyectos que están en exploración   tenga avances significativos para ampliar la inversión este año . / El Espectador
El sector de minería espera que los proyectos que están en exploración tenga avances significativos para ampliar la inversión este año . / El Espectador

A pesar de que el Gobierno sacó pecho al conocer la cifra sobre inversión extranjera directa, la cual creció cerca del 18 %, el sector de la minería cree que para este año la cifra podría disminuir.

Así lo señaló el director de la Cámara Colombiana de Minería, César Díaz, quien explicó que la inversión minera está condicionada, en gran medida, al avance que tengan algunos proyectos de exploración que se vienen adelantando en el país y que pese a que las inversiones, superan los U$2.000 millones, muchos proyectos no han producido aún un gramo de oro.

Además, a la superación de algunos obstáculos en el licenciamiento ambiental y en el relacionamiento con algunas comunidades. De lo contrario, la inversión va a decrecer este año, señaló.

El dirigente explicó que lo ideal es que la inversión en el sector minero-energético crezca o por lo menos que se mantenga en índices similares a los del año pasado, cuando estuvo muy cerca a los US$8.000 millones.

Mientras esto ocurre en el sector de la minería, en el campo de los hidrocarburos la situación es distinta . Pese a que persisten las mismas preocupaciones, son muchos los campos que entrarán a exploración, lo que incidirá directamente en el aumento de la inversión.

Así lo señaló el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Alejandro Martínez, quien explicó que “seguimos aumentando los niveles de actividad en pozos exploratorios al pasar de 130 en 2012 a 135 este año, lo que permitirá traer más recursos y aumentar la producción entre 1’030.000 y 1’060.000 de barriles diarios.

“Este es un negocio largo, ya que la etapa de exploración puede durar seis años. Ahorita se van a empezar a perforar los pozos de los contratos entregados en 2008 y si encuentra crudo, para montar la infraestructura puede durar dos o tres años, que es donde se incrementa la inversión”, explicó.

Martínez señaló que el sector tiene problemas de bloqueos e inseguridad. En el tema de licencias ambientales, explicó, tienen agendas para desarrollar con la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), lo que permitirá mejorar la eficiencia y de paso reducir los tiempos de expedición.

Por ahora el sector minero-energético espera que las cifras sean mayores o que por lo menos sean similares a las del año pasado, cuando el 48,2 % correspondió a éste.