¿Cómo invertir en 2015?

La volatilidad por la que se caracterizó en 2014 podría continuar este año, por eso se recomienda diversificar las inversiones.

 Después de observar cómo el precio del petróleo cayó más de 50% durante 2014 y de presenciar cómo algunos de los principales activos de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), como Ecopetrol, Pacific Rubiales y Canacol Energy, registraron en el último año pérdidas en su cotización de 42, 70 y 58%, respectivamente, es entendible que exista incertidumbre a la hora de crear un plan de inversión para 2015. Sobre todo considerando que los factores que provocaron el caos el año pasado parecieran no haber terminado y no hay claridad de cuánto más pueden durar sus efectos.

Y es que éstos ya se comenzaron a ver en Colombia, pues según cifras del Banco de la República, la inversión extranjera directa (IED) cayó 10,6%, pasando de US$16.832 millones en 2013 a US$15.032 millones en 2014. El resultado estuvo explicado por descensos en los sectores de petróleo, hidrocarburos y minería 9,7%, frente a 2013.

“Este año, en particular, presenta retos importantes a la hora de invertir, ya que factores como el cambio en la política monetaria de Estados Unidos, la caída de los precios del petróleo, el alza en la tasa de cambio, entre otras, han generado demasiada volatilidad en los mercados, provocando que lo más recomendable sea diversificar y no destinar los recursos en un solo sector”, explicó Camilo Silva, director de Análisis Técnico de Valora Inversiones.

Es una postura con la que coincide Germán Verdugo, gerente de estrategia de Credicorp, pero advirtió “que la diversificación involucra activos no sólo en pesos colombianos, sino también en otras monedas”.

Es por eso que “una opción interesante para invertir en 2015, y que cumple con los requisitos de diversificación que se exigen durante este año, son los fondos de inversión colectivas como los ETF, pues son productos que facilitan la inversión en el exterior, en varios mercados y sectores. Y es destacable que desde septiembre de 2014 Colombia aumentó su oferta de este tipo de activos”, agregó Verdugo.

Analizando el mercado de renta fija, Felipe Campos, analista de Alianza Valores, le contó a este diario “que durante la primera parte del año vale la pena invertir en bonos indexados por la inflación, pues el crecimiento de los precios puede llegar a presentar un problema en el primer semestre. Además, teniendo en cuenta que el riesgo de la economía colombiana ha aumentado a raíz de la caída de los precios del petróleo, es recomendable invertir en títulos de deuda de corto plazo, pues son más seguros”.

A pesar de la fuerte caída que las acciones de las petroleras sufrieron en 2014, no hay que descartar completamente estos títulos. Para las personas que tengan un perfil de riesgo alto, y que no tengan expectativas de retorno en el corto plazo, pueden ver una oportunidad de inversión en títulos como Ecopetrol, Pacific Rubiales y Canacol Energy.

Silva comentó que “en el segundo semestre de 2015 podría haber un repunte en la cotización del crudo, pues se espera que la producción de petróleo dentro de Estados Unidos alcance su máximo nivel en mayo de este año, y después de este mes se podría apreciar una reducción importante en las cifras de extracción. De manera que a partir del segundo semestre de 2015 los títulos de las petroleras de la BVC podrían comenzar a mejorar, y las personas que puedan soportar la volatilidad que acarrea de este sector podrían ver una oportunidad de compra en estos activos”.

La construcción es uno de los sectores que más prometen en 2015, porque por un lado es el rubro que más está creciendo en el país, 12% en el tercer trimestre de 2014, además Colombia está a punto de destinar casi $50 billones para las carreteras 4G. Son una combinación de factores que explican que las acciones de este sector, como Cemargos y Construcciones El Cóndor, se hayan valorizado 3, 74 y 24,46%, respectivamente, en el último año.
Sin embargo, tanto Campos como Silva advierten que la caída en la cotización del crudo podría incidir en los precios de la vivienda. Por un lado, el analista de Alianza Valores advirtió que históricamente se ha visto que la baja en la renta petrolera tiende a disminuir la demanda por los bienes de finca raíz, disminuyendo la rentabilidad de estos activos.

Y por su parte el directivo de Valora Inversiones explicó que ha conocido testimonios que lo llevan a concluir que este fenómeno estaría comenzándose a manifestar en Bogotá y en otras ciudades del país en pequeña escala. No obstante, advierte que este efecto se tornaría visible durante el segundo semestre de 2015 y más fuertemente en 2016, si los precios del petróleo se mantienen en los niveles actuales.