Investigan asesinato de Fahim Saleh, fundador de Gokada e inversionista de la app colombiana Picap

Noticias destacadas de Economía

El cadáver del emprendedor, de 33 años, hijo de bangladesíes, fue hallado el martes en la tarde en su domicilio en Manhattan.

Un joven empresario saudí de origen bangladesí fue asesinado y descuartizado en su lujoso apartamento de Nueva York, informó la policía.

El cadáver de Fahim Saleh, de 33 años, hijo de bangladesíes, fue hallado el martes en la tarde en su domicilio en Manhattan, dijo una portavoz de la policía que calificó su muerte de homicidio. 

La policía investiga la muerte. Saleh fue visto por última vez el lunes en la noche. Las cámaras de seguridad del edificio, unos apartamentos de lujo del bajo Manhattan, muestran cómo Saleh se sube al ascensor del complejo y es seguido por un sospechoso con ropa oscura, según apuntó la Policía, que todavía no ha llevado a cabo ninguna detención y busca a esta persona.

El diario Daily News indicó que una motosierra fue hallada junto a su cuerpo. El asesino habría huido precipitadamente cuando un portero del edificio llamó al apartamento para avisar que la hermana de Saleh estaba subiendo.

Fue ella quien descubrió el cuerpo y alertó a la policía, según el periódico. El Daily News especula que el asesinato está vinculado a una disputa empresarial.

Fahim Saleh era presidente de la empresa Gokada, una aplicación de mototaxis y entrega en motocicletas en Lagos, Nigeria. 

Según sus cuentas Twitter e Instagram, también era cofundador de una empresa de capital de riesgo, Adventure Capital, especializada en servicios digitales destinados a "mejorar la vida" en países en desarrollo.

"Fahim era un gran líder, una inspiración y una luz positiva para todos nosotros. La visión y la creencia de Fahim en nosotros nos acompañará para siempre, y lo extrañaremos muchísimo", dijo Gokada en su cuenta de Twitter.

Incluso, Saleh invirtió un capital semilla de US$250.000 en la empresa colombiana Picap, una aplicación tecnológica que ofrece servicios de viajes en moto y carros particulares.

La prensa local señaló que Saleh recientemente había comprado el apartamento donde residía por 2,2 millones de dólares.

La aparición del cadáver del emprendedor del sector tecnológico y el de un hombre al que se le encontró envuelto en plástico en el techo de un restaurante McDonald’s, ambos con signos de brutalidad, han elevado la preocupación en torno al aumento de la violencia en Nueva York, que desde hace mes y medio sufre una incipiente oleada de tiroteos y crímenes.

Comparte en redes: