Inyección de US$300 mil millones para economía de EE.UU.

El presidente Barack Obama presentará su propuesta para aliviar la golpeada economía estadounidense y así atajar el desempleo, que se acerca a los dos dígitos.

El mandatario estadounidense, quien no salió bien librado en la encuesta del diario The Washington Post”y la cadena ABC News, en la que el 53 % de los encuestados consideran como negativo el trabajo de su Administración, se prepara para presentar mañana su programa para la generación de empleo. Así mismo, el 77% cree que el país va por mal camino.

El mandatario no cuenta con un buen panorama, si se tiene en cuenta que el mismo Departamento de Trabajo de Estados Unidos, en su último informe mensual, señala que no se creó ningún empleo en agosto. La tasa de desempleo en el país se mantiene en 9,1%.

El presidente Obama señaló que “necesitamos aprobar la ley el de transporte y poner a la gente a trabajar y reconstruir América. Debemos poner nuestras diferencias a un lado y hacer lo correcto para nuestra economía. Y ahora es el momento de actuar”. E instó a la oposición a que “muestre lo que tiene, en lugar de criticar sus iniciativas económicas para darle una mano al país en la generación de empleo”.

De no aprobarse esta ley se detendrían de manera inmediata cientos de proyectos de construcción de autopistas, reparación de puentes, sistemas de transporte colectivo entre otros, explicó Obama.

Por su parte el vocero de la Cámara, John Boehner, y el líder de la mayoría opositora, Eric Cantor, señalaron que esperan lograr un acercamiento en temas como gasto en infraestructura y los acuerdos de libre comercio pendientes con Colombia, Panamá y Corea del Sur.

Entre tanto, Mitt Romney, uno de los aspirantes republicanos a suceder a Obama, presentó en Las Vegas 59 propuestas  para impulsar la creación de empleo, entre las cuales está la derogación de la reforma del seguro médico, la cual fue impulsada por Obama y adoptada el año pasado.

El candidato republicano presentará su plan económico, el cual se centra en la reducción de impuestos, menos regulaciones y poner fin al comercio de “entrega” a países como China.

Romney señaló que el presidente Obama ha tenido su turno para asegurar la economía estadounidense, pero ha fracasado. “Por mi parte, creo que Estados Unidos puede hacerlo mejor”, escribió el político en el diario “USA Today”.